Dos Bocas hace agua: más cara y en más tiempo

Mario Maldonado

Los encharcamientos y la salida de empresas han puesto fuerte presión en Hacienda

El proyecto de la refinería de Dos Bocas apunta a ser reconfigurado —aunque la mayoría de los analistas coinciden en que debería suspenderse—, dadas las condiciones adversas de costos, problemas medioambientales y características del mercado de hidrocarburos a escala global.

Los recientes problemas de encharcamientos por las torrenciales lluvias en Tabasco, así como la salida de empresas por el aumento de costos que representa el nuevo entorno económico post Covid-19, han puesto una fuerte presión a la Secretaría de Hacienda que, por mandato presidencial, debe asignar los suficientes recursos para su ejecución.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien está a cargo del proyecto junto con Leonardo Cornejo, ha dicho que el costo de la nueva refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco, sería de entre 6 mil y 8 mil millones de dólares. Sin embargo, el Plan de Negocios elaborado por Pemex Transformación Industrial calcula que ascenderá a por lo menos 8 mil 918.5 millones de dólares, unos 200 mil millones de pesos a un tipo de cambio promedio proyectado en 22.5 dólares.

Este análisis incluye 106 riesgos identificados en el proyecto integral; 29 en la preparación del sitio y 74 en la plantas de proceso de la refinería. En cuanto al estimado del tiempo, el análisis plantea un total de mil 295 días, es decir, cerca de tres años y medio. El banderazo de salida de las licitaciones para Dos Bocas se dio en junio de 2019, por lo que no estaría lista el 1 de junio de 2022, como lo aseguró hace menos de tres meses Andrés Manuel López Obrador, sino hacia finales de ese año o inicios de 2023.

Los siete principales riesgos que se visualizan son los cambios en la tecnología que impliquen ajustes a la ingeniería; las limitaciones del equipo de construcción utilizado; deficiencias en la supervisión interna; la rotación de integrantes del equipo de proyecto; que el equipo sea deficiente; una estrategia de Procura inadecuada, y la falta de planeación de los contratistas.

Estos incluyen la falta de planeación sobre el terreno y el lugar donde se levanta la refinería, lo que ha complicado su construcción por las continuas lluvias y también ocasionó que la empresa Kellogg Brown & Root (KBR), encargada de los paquetes 4 y 6 del proyecto, abandonara la fase dos debido a la falta de presupuesto. Según la empresas, los costos habrían sido sobrepasados de 2.4 millones a 4.7 millones de dólares.

Para el próximo año, el gobierno federal planea destinar 45 mil millones de pesos para continuar con la construcción de la refinería de Dos Bocas, cifra 9% mayor a lo destinado en 2020. El presupuesto asignado a Pemex es de 545 mil millones de pesos, 4% superior al autorizado para 2020.

Por otro lado, el programa de rehabilitación de las seis refinerías contará con 7 mil millones de pesos, una disminución de 70% respecto al presupuesto original que se había aprobado y 56% inferior al que se planea ejercer en todo 2020.

Las metas planteadas con el proyecto de la nueva refinería son aumentar en 173 mil barriles diarios la producción de gasolinas y en 125 mil la de diesel en el Sistema Nacional de Refinación. Ello significaría un incremento de 87% en gasolinas y 105% en diesel respecto a la producción promedio obtenida en el presente año.

La meta de producción de petróleo es de un millón 944 mil barriles diarios, lo que representaría un aumento de 16% del promedio de producción en lo que va de 2020. La meta es inferior en 6% respecto a la meta original para 2021 prevista por la actual administración.

Una más en la SCT


Nueve días después de que Andrés Manuel López Obrador y el sueño de la 4T arrasaron en los comicios del 2 de julio de 2018, el hoy subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Cedric Escalante Sauri, firmó un contrato por 3 mil 177 millones de pesos con su empresa Consultores y Constructores Escalante S.A. de C.V como parte de un conglomerado que actualmente se encarga de los servicios de gerencia de proyectos para la construcción de la autopista Oaxaca-Puerto Escondido, Tramo Barranca Larga-Ventanilla en Oaxaca.

Fue el 11 de julio cuando el ahora funcionario firmó el documento con Banobras, junto con Ricardo Gutiérrez, de Grupo Industrial Caso, así como Raymundo Bautista, de Construcción y Asesoría en Obras y Servicios. En tanto, en los primeros días de diciembre de ese mismo año tomó protesta en su nuevo encargo. Luego, el 28 de enero de 2019 presentó la declaración patrimonial en la que aseguró no tener ningún conflicto de interés.

Barrales se deslinda


La excandidata del PRD a la jefatura de gobierno de la CDMX, Alejandra Barrales, se puso en contacto con este espacio para precisar que “contrario a lo que se menciona en las investigaciones contra personajes cercanos a Miguel Ángel Mancera, ella nunca ha promovido o ha sido beneficiaria de un cambio de uso de suelo, además de que no tiene relación o conocimiento alguno de las propiedades que se mencionan como irregulares”.

Barrales asegura que se mantiene alejada de ese grupo que gobernó la capital, e incluso renunció hace aproximadamente un año a su militancia en el Partido de la Revolución Democrática. Afirma que por el momento no tiene interés en participar en política, pues se enfocará en los siguientes dos años a finalizar su segundo posgrado académico.

Respuesta de GAP


Sobre la columna del lunes titulada “IMSS, con problemas por pruebas de laboratorios y banco de sangre”, la empresa Distribuidora Química y Hospitalaria GAP envió una carta para detallar que la reunión de conciliación que finalmente concretó con el titular del Órgano Interno de Control (OIC) del instituto, Jairo Orlando Perilla, para obtener la prórroga de 45 días para la puesta a punto del Servicio de Banco de Sangre 2020-2023, por las partidas 4, 5, 6, 7 y 8, se llevó a cabo luego de la solicitud que realizaron desde junio pasado.

De acuerdo con la firma, dicho aplazamiento se solicitó al tomar en cuenta la pandemia por SARS-CoV-2, “acontecimiento extraordinario de carácter nacional” que la habría puesto en condiciones difíciles a la hora de cumplir con sus obligaciones, por lo que ahora tendrá de plazo el próximo 8 de octubre para tener todo listo.

Sin embargo, el fallo de la licitación fue emitido el 26 de mayo pasado, mientras que la emergencia sanitaria en el país y las medidas de confinamiento iniciaron desde el 23 de marzo.

Asimismo, vale detallar que el coordinador de Planeación e Infraestructura Médica, Juan Pablo Villa Barragán, sí pidió a Perilla Camello la valoración del inicio de nuevas gestiones conciliatorias mediante el oficio 0953846129AO/1378, luego de que desglosara que en primera instancia el convenio no se había formalizado por “causas imputables a la empresa” y, en un segundo lugar, porque no asistió a una primera conciliación; posteriormente, Distribuidora Química y Hospitalaria GAP refirió que no se llevó a cabo la primera cita debido a que el OIC no se encontraba en posibilidades de celebrar la audiencia por la problemática de salud.

Mientras tanto, aún se desconoce si existen condiciones para que el servicio funcione óptimamente. La captación de sangre es fundamental para tratar diversos padecimientos, de ahí los esfuerzos del titular del IMSS, Zoé Robledo, y de su equipo, por llamar a la población a donar.
 
@MarioMal
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios