AMLO y empresarios: nueva era… y más reformas

Mario Maldonado

Según los presentes, el Presidente se mostró con un tono y semblante diferente al de ocasiones anteriores, al grado de pedir su ayuda para continuar su proyecto

La reunión que tuvieron un grupo de empresarios del Consejo Mexicano de Negocios y Andrés Manuel López Obrador este jueves fue descrita por algunos de los participantes como una “nueva era” en la relación del Ejecutivo con el sector privado. Transcurridas las elecciones intermedias, el Presidente está convencido de que debe generar las condiciones para impulsar la inversión privada. Esto fue lo que les propuso a los hombres y mujeres de negocios: moderar su discurso, hablar más frecuentemente con ellos y acompañarlos en sus proyectos desde el gobierno. 

El encuentro lo facilitó el exjefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, quien tras su renuncia al gabinete continuó operando en privado con los empresarios. Toda la reunión fue moderada por el regiomontano, quien incluso respondió varias veces a las interrogantes de los multimillonarios. Según los presentes, el Presidente se mostró con un tono y semblante diferente al de ocasiones anteriores, al grado de pedir su ayuda para continuar su proyecto de transformación en los tres años que restan del sexenio. 

A partir de esta reunión se retomarán los acuerdos firmados al inicio del sexenio —en febrero de 2019—, cuando se creó el Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico, cuyo objetivo principal era lograr ‘convergencia’ de los sectores público y privado. 

El primer acuerdo de la reunión de ayer es comenzar en los próximos días una gira para hablar con empresarios del país y generar acercamientos entre pequeñas, medianas y grandes empresas con el gobierno para impulsar la inversión. “Hace falta que tengamos estas pláticas periódicas para generar confianza; vamos a mantener el diálogo”, dijo AMLO a los empresarios, entre quienes se encontraban Antonio Del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios; Carlos Slim Domit, de América Móvil; Claudio X. González, de Kimberly Clark; Emilio Azcárraga, de Televisa; Alejandro Ramírez, de Cinépolis; Alberto Torrado, de Alsea; Blanca Treviño, presidenta y CEO de Softtek; Daniel Servitje, de Grupo Bimbo; Agustín Coppel, de Grupo Coppel, entre otros.

La reunión de Andrés Manuel López Obrador con este selecto grupo de empresarios mexicanos tuvo como eje principal limar asperezas —tanto que invitó a uno de sus “enemigos favoritos'', Claudio X. González—, así como enviar un mensaje de confianza a los inversionistas, luego de que Morena y sus partidos aliados perdieron fuerza en la Cámara de Diputados, lo cual dificultará pasar reformas constitucionales y cambios a las leyes. 

“Ya logramos reformas importantes, de fondo, sólo me faltan tres que voy a proponer”, reveló el presidente a los empresarios que acudieron al Museo Kaluz, en la Ciudad de México.

La primera de las tres reformas es, de nueva cuenta, en el sector eléctrico. El Ejecutivo federal enviará en las próximas semanas una iniciativa para modificar la red nacional integrada, con el objetivo de aumentar las tarifas de transmisión a los generadores de energía. La segunda es la electoral. Según los presentes, al parecer el Presidente desistió de su intención de reformar al Instituto Nacional Electoral, pero sí buscará cancelar la elección de legisladores por la vía plurinominal. Y la tercera modificación legal es en materia de seguridad. El Presidente va a proponer que la Guardia Nacional forme parte de la Secretaría de Defensa Nacional, con lo que dejará de tener un mando civil. 

López Obrador reconoció que las reformas pueden no ser aprobadas en el Congreso, debido a que la oposición ganó terreno en las elecciones intermedias. 

El mensaje general a los empresarios fue que urge la inversión privada para regresar a los niveles económicos previos a la crisis sanitaria. “Confíen en mí”, pidió AMLO a los hombres y mujeres de negocios, algunos integrantes de las familias más ricas del país. 

Línea 12: lo que viene

La jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, se prepara para enmendar su camino hacia la presidencia de la República, por lo que buscará que el colapso de la Línea 12, que representó un factor importante en su derrota en las elecciones de la capital, se convierta ahora en su tabla de salvación, al intentar dirigir los resultados de los peritajes hacia sus adversarios políticos.

Los peritajes e hipótesis que intentará impulsar Sheinbaum para culpar a las dos anteriores administraciones de la capital y a la empresa de Carlos Slim, se encontrarán en el camino con varias complicaciones, en especial porque el Poder Judicial ha venido dictando sentencias absolutorias a funcionarios que fueron encarcelados por presuntamente entregar contratos irregulares de la Línea Dorada.

Un ejemplo de ello es el caso del exdirector de Diseño de Instalaciones Electromecánicas del Proyecto Metro del Distrito Federal, Sotero Díaz Silva, quien acaba de ser absuelto por un juzgado federal por el caso de la contratación irregular de la empresa ILF Ingenieros Consultores. La firma se habría llevado más de 5 millones de pesos en 2013 por el servicio de certificación de reparación de daños de la Línea 12 del Metro.

Díaz Silva fue exhibido por la administración de Miguel Ángel Mancera como uno de los personajes responsables de las fallas en la nueva ruta del subterráneo, y fue a dar prisión porque la entonces Procuraduría General de Justicia capitalina lo acusó de haber entregado el contrato de revisión de mantenimiento a una empresa mexicana que, se dijo en ese momento, usurpó el nombre de la suiza ILF Beratende Ingenieure AG.

El caso, en el que se vieron involucrados otros dos exfuncionarios del PMDF y dos representantes de la compañía adjudicada, fue atraído por la Fiscalía General de la República, bajo el argumento de que los recursos que se utilizaron, tanto para la construcción de la obra como para los trabajos de mantenimiento, venían del presupuesto federal, específicamente de la SCT.

El Juez terminó declarando que ILF Ingenieros Consultores e ILF Beratende Ingenieure AG son las misma empresa, y con ello dio fin a un proceso que llevó a los imputados a permanecer nueves meses en prisión y a tener varios años de libertad condicionada. En el caso de Sotero Díaz, los mencionados sucesos lo llevaron también a una inhabilitación de 10 años y a perder incluso la totalidad de sus pertenencias.

Alfaro va tras hermano de “El Canelo”

Gonzalo Álvarez, hermano del “Canelo” Álvarez, se ha fajado en el golpeteo postelectoral. El político abanderado de Morena ratificó su ventaja en la elección a la presidencia de Zapotlanejo, que según el conteo rápido del PREP le dio 29.65% de los votos, frente al 29.35% de Ricardo Morales Sandoval. En este municipio ubicado en la Zona Metropolitana de Guadalajara, Movimiento Ciudadano ya perdió las diputaciones de Tonalá y Tlaquepaque, también a manos de Morena.

La situación hizo explotar al todavía gobernador Enrique Alfaro y a los dirigentes de su partido, pues no quieren perder la elección en esta área estratégica. En los recuentos oficiales, la ventaja sigue siendo para el hermano del "Canelo”, y se espera que ocurra lo mismo en el conteo distrital, en unas elecciones con resultados inesperados a favor de Morena. El nocaut de Gonzalo Álvarez parece ser un hecho contra el partido naranja.

El PAN, la oposición y 2024

La jornada electoral del domingo pasado confirmó que el Partido Acción Nacional es, y muy probablemente será en 2024, la principal y quizá única oposición a la 4T, por lo que el instituto político que lleva Marko Cortés tiene ya menos de tres años para trabajar una estrategia sólida que le permita aspirar a recuperar la presidencia de la República.

El primer reto con el que se encontrará el partido será el relevo en su dirigencia nacional, un proceso en el que el actual gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, se coloca como una opción interesante, en especial porque es el único que logró mantener unido a su grupo político para obtener una contundente victoria en su entidad.

Algo muy diferente sucedió, por ejemplo, en Chihuahua, en donde el propio mandatario panista, Javier Corral, estuvo a punto de arruinarles la elección.

Transformar los centros de datos

La Secretaría de Gobernación, de Olga Sánchez Cordero; el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, de Juan Lozano; la Secretaría de Salud, de Jorge Alcocer; y el ISSSTE, de Luis Antonio Ramírez, cambiaron recientemente a sus proveedores de centros de datos con interrupciones cortas y planeadas. Son buenas noticias para un gobierno que solía abordar con temor las migraciones de centros de datos.

Hasta hace unos años cambiar de proveedor resultaba imposible debido a que la concentración de habilidades de gestión de proyectos y especialidad técnica radicaba en KIO Networks, la firma de María Asunción Aramburuzabala, que determinaba el futuro de la industria en México, sus prácticas, libertad, precios, competitividad y desarrollo. 

Actualmente, el mercado de los centros de datos se ha diversificado con Triara, compañía filial de Telmex, de Héctor Slim, que está penetrando cada vez con mayor velocidad en los centros de datos públicos y privados restando terreno también a Axtel —la cual mantiene una estrategia de salida de este mercado después de haber vendido sus centros de datos a Equinix—, y con una empresa como KIO, cuyos recortes masivos de personal y anuncio de venta le han mermado confianza dentro de un mercado del cual ya no es dueña absoluta.

Triara comienza a tomar la delantera en la industria y su modelo es seguido por firmas como Axtel, KIO, Equinix y la brasileña OData, que busca erigirse en la empresa de centros de datos más grande de América Latina y que ha comenzado por Querétaro, la capital latinoamericana de los centros de datos.

 

@MarioMal
[email protected]

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios