A AMLO le urge una nueva clase empresarial

Mario Maldonado

La clase empresarial que el Presidente no quiere es la nacida con Salinas de Gortari

Uno de los deseos de Andrés Manuel López Obrador es que, al terminar su sexenio, haya emergido una nueva clase empresarial en el país. Su Cuarta Transformación incluye un relevo generacional de los multimillonarios mexicanos; una recomposición de la iniciativa privada, históricamente controlada por un puñado de hombres de negocios que dominan sus industrias y ejercen un gran poder económico y político.

La clase empresarial que el Presidente no quiere que se mantenga al final de su administración es la que nació o se encumbró con Carlos Salinas de Gortari. Los cuatro hombres más ricos de México tienen concesiones del gobierno, producto de las privatizaciones del salinismo, que en buena medida son el origen de su fortuna.

Carlos Slim Helú ha monopolizado los rankings de millonarios mexicanos durante la última década y media. Su emporio de telecomunicaciones, América Móvil, inició con la concesión de Telmex y luego explotó con la telefonía y el internet móvil, a través de Telcel. Si bien su abultada fortuna se debe también a la diversificación hacia otros negocios, como la minería y el sector financiero, y a la internacionalización de sus marcas, no se explicaría sin la privatización de Teléfonos de México.

En marzo de 2019, López Obrador le puso fecha de jubilación a Slim. “Él quiere terminar su vida empresarial ayudando al crecimiento económico y al bienestar durante este sexenio. Eso fue lo que me ofreció”, dijo el Presidente. “A lo mejor estoy cometiendo una indiscreción, pero vale la pena expresarlo”, remató.

Slim se mantiene como presidente vitalicio de varias de sus compañías, entre ellas América Móvil y Grupo Carso, aunque operativamente la mayoría se encuentra desde hace años en manos de sus familiares. Sus decisiones, sin embargo, siguen teniendo un gran peso. ¿Por qué AMLO anunció públicamente el retiro del hombre más rico de México?

El viernes pasado, el Presidente celebró el relevo generacional en el Grupo BAL. “Me da mucho gusto, porque estamos hablando de una empresa que tiene décadas, un grupo que tiene décadas, 54 años de Alberto Baillères”, dijo en su conferencia matutina.

El patriarca de la familia Baillères no es amigo de López Obrador; al contrario, fue uno de los empresarios que buscaron a toda costa evitar que llegara a la Presidencia. Además de Profuturo, GNP, Palacio de Hierro, Peñoles, Fresnillo y Petrobal, es fundador el ITAM, el semillero de funcionarios “neoliberales” que el Presidente ha criticado férreamente.

Ya en el gobierno, Baillères ofreció a AMLO una comida en su casa en agosto de 2019, a la cual asistieron otros empresarios que también conspiraron para que no llegara a la Presidencia, como Eduardo TricioDaniel Servitje y Germán Larrea. Este último es el segundo hombre más rico de México, dueño de la minera Grupo México, los ferrocarriles de Ferromex y Ferrosur, entre muchos otros negocios.

Con Larrea, AMLO también tuvo grandes diferencias en el pasado, aunque durante el gobierno ha asistido a reuniones de empresarios, a sus informes y se ha entrevistado en persona con el Presidente para tratar los temas de Pasta de Conchos y el derrame tóxico en el Río Sonora.

Con Ricardo Salinas Pliego, el otro multimillonario, sin bien AMLO ha tenido discrepancias, es con el que más coincidencias tiene, sobre todo ahora que el dueño de Grupo Salinas ha decidido darle rienda suelta a sus redes sociales y ha apoyado decisiones como la de reformar el INE y el Poder Judicial.

Otros empresarios que igual tendrían que estar pensando en la jubilación antes de que los arrase la 4T son Claudio X. González, de Kimberly Clark y decano del Consejo Mexicano de Negocios, quien habría tenido una participación importante en la supuesta campaña negra contra AMLO. Asimismo, otros que crecieron al amparo del priismo, como el ya defenestrado Alonso Ancira, de Altos Hornos de México, y Valentín Díez Morodo, heredero del imperio de Grupo Modelo y actual presidente del Consejo de CitiBanamex, quien ha sido el artífice de la mayoría de los aterrizajes de grandes compañías de capital español en México.

Por eso no es coincidencia que en el contexto de la anhelada abolición del “neoliberalismo”, época en la cual se crearon todos estos multimillonarios mexicanos, el Presidente busque ‘jubilar’ a algunos de sus máximos representantes.

AMLO está convencido de que debe emerger una nueva clase empresarial con nuevos liderazgos: la generación posneoliberal. Por ello, dijo convencido que la crisis detonada por el Covid-19 cayó como “anillo al dedo” a su Cuarta Transformación.

El problema es que los nuevos liderazgos no se ven por ningún lado. 

TMM anuncia aumento de capital social

El Grupo TMM celebró el viernes una Asamblea General Extraordinaria de Accionistas en la que se aprobó una propuesta para llevar a cabo un aumento de su capital social en la parte fija por un monto de hasta 420 millones de pesos, equivalente a 44 millones de acciones a un precio de 9.84 pesos, pagaderas en efectivo y/o por capitalización de pasivos.

Este precio por acción aprobado es derivado de un estudio realizado por un grupo de firmas especializadas independientes que refleja el valor de la empresa. La propuesta aprobada por los órganos de administración de Grupo TMM beneficiará a la compañía para facilitar el financiamiento de diversos proyectos, así como a su crecimiento.

El presidente del Grupo, José Francisco Serrano Segovia, informó que la compañía lleva a cabo estrategias de crecimiento que le permitan expandir sus actividades, al tiempo que mantiene a su plantilla de trabajadores.

Grupo TMM es una de las compañías mexicanas más emblemáticas del sector marítimo, portuario, energético y logístico.

Certificará ISO educativa

La firma NYCE Sistemas de Gestión, filial del organismo Normalización y Certificación NYCE, que lleva Carlos Pérez, tiene una nueva encomienda, pues realizará el proceso de certificación del estándar ISO 21001:2018 Sistemas de Gestión para Organizaciones Educativas.

Esta norma será de gran ayuda para dependencias como la SEP, a cargo de Delfina Gómez, debido a que cuenta con más de 36 millones de alumnos en más de 262 mil escuelas y 2.1 millones de maestras y maestros. Este ISO permite la incorporación de distintos estilos de aprendizaje para necesidades y entornos diferentes, promoviendo su implicación e inclusión en el ámbito educativo, además de contribuir al desarrollo sostenible que incluya educación de calidad para todos.

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios