Decepcionante plan de inversión privada

Mario Maldonado Exprés

La única esperanza de los empresarios es que ahora por lo menos se genere un ‘mecanismo’ que permita sumar más proyectos en el corto plazo, sobre todo en el sector energético, sin que pasen por el escritorio del Presidente

El semblante de los empresarios durante el anuncio de inversión privada en Palacio Nacional expresó el malestar por el plan que les aprobaron en la Unidad de Inversiones de Hacienda, con la venia del presidente López Obrador, pues no es ni una tercera parte de lo que tenían contemplado para lograr la reactivación económica del país. 

El anuncio de 39 proyectos con una inversión de 297 mil 344 millones de pesos, como primera fase del acuerdo entre el sector privado y el gobierno federal, fue decepcionante y volvió a exhibir la poca influencia de los representantes de las cúpulas empresariales, Carlos Salazar, del CCE, y Antonio del Valle, del CMN, y del enlace presidencial con la IP, Alfonso Romo, quien aunque ya elevó el tono de su discurso público, su jefe en Palacio lo sigue sin tomar en cuenta.

El año pasado, cuando se hicieron los primeros anuncios, todavía sin crisis económica, o por lo menos no la peor depresión en 70 años, se contemplaban por lo menos 147 proyectos y una inversión de 850 mil millones de pesos. 

Esto sin contar los que se presentaron para el sector energético, los cuales sumaban 100 mil millones de dólares (casi 2 billones de pesos) en proyectos en hidrocarburos y electricidad. Lo que se dio a conocer hoy en Palacio Nacional para esta industria es de risa y confirma que el gobierno federal quiere fuera a la iniciativa privada de este negocio y que solo sea para Pemex y la CFE. 

Como publicamos en este espacio, los empresarios conocieron hasta el final de la semana pasada los proyectos aprobados por el jefe de la Unidad de Inversiones de Hacienda, Jorge Nuño, quien tiene un conflicto de interés, pues a través de su despacho asesora a empresas en proyectos públicos y privados. 

Durante su paso por la Secretaría de Hacienda en el sexenio de Felipe Calderón, Nuño ayudó a implementar la reforma energética que terminó por lograrse con Enrique Peña Nieto. 

De hecho, Nuño presume entre sus logros la instrumentación de la reforma energética de 2008 en materia de inversión. Hoy es fundador del despacho privado Alternativa Económica Consultores, del cual se ostenta como CEO, y junto con otro ex funcionario de Hacienda en el sexenio de Calderón, Héctor López Leal, se dedican a dar consultoría en proyectos y planes de inversión en los sectores público y privado.

Regresando al semblante de los empresarios, el de Carlos Slim Domit, de América Móvil; Rogelio Zambrano, de Cemex; Héctor Ovalle, de Coconal, así como el de Carlos Salazar y Antonio del Valle, reflejaron lo que dicen en privado y lo que se opina entre la mayoría de los hombres y mujeres de negocios del país: que la 4T no es amiga de la inversión privada y que la política económica más que favorecer el crecimiento, desincentiva la inversión. 

Cero y van por lo menos cinco ‘grandes’ anuncios de inversión que no logran ejecutarse; cero y van tres intentos de crear consejos entre empresarios y representantes de gobierno para impulsar el empleo, la inversión y el crecimiento económico sin que hayan tenido éxito. 

La única esperanza de los empresarios es que esta vez por lo menos se genere un ‘mecanismo’ que permita sumar más proyectos en el corto plazo, sobre todo en el sector energético, sin que necesariamente pasen por el escritorio del Presidente y cuyos permisos y licencias sean expeditas. 

A juzgar por los intentos fallidos de los últimos meses, eso suena más a sueño guajiro. 

@MarioMal

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios