Tras el atentado

María Elena Morera

Atentados como éste no sólo atacan a nuestras autoridades, sino que representan una afrenta a los valores que representan nuestras instituciones y una amenaza para todos nosotros

El atentado contra el Secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México ocurrido este viernes es gravísimo.

Ofrezco mis condolencias a los familiares de los dos policías y la mujer que perdieron su vida durante el ataque.

Lee también: ¿Quién es Omar García Harfuch, el jefe de la Policía capitalina?

Espero que el Lic. Omar Garcia Harfush y los policías heridos se recuperen pronto, que se investiguen los hechos y que se castigue a los responsables, materiales e intelectuales. Atentados como éste no sólo atacan a nuestras autoridades, sino que representan una afrenta a los valores que representan nuestras instituciones y una amenaza para todos nosotros.

No cabe duda, el uso de este nivel de violencia por grupos delictivos pretende intimidar a las autoridades y a la sociedad. Por ello, las autoridades federales y algunas locales no pueden seguir enviando mensajes condescendientes a los criminales. Su primer deber es cuidarnos y cuidar al Estado en su conjunto.

Lee también: Hace una semana se recibieron amenazas: Durazo tras atentado a García Harfuch

Es urgente que emprendan una verdadera estrategia contra la inseguridad y la violencia, que vaya más allá de andarle cambiando el nombre a nuestros soldados. Es necesario que haya contundencia frente a estos criminales, en el discurso y en la acción; y, como parte de ello, insistimos, como siempre hemos insistido, en que deben rescatarse y fortalecerse a nuestras policías.

Comentarios