Se encuentra usted aquí

Jucopo viola la Constitución

26/09/2019
02:04
-A +A

El pasado 10 de septiembre la Junta de Coordinación Política del Senado aprobó la convocatoria para designar las magistraturas que en este año quedarán vacantes en los tribunales electorales locales —21 en total—. Con ello, violó la Constitución, y también revivió la herida de la reforma electoral de 2014.

La reforma Constitucional de #ParidadEnTodo aprobada el pasado mes de junio, establece la obligación a los Poderes de la Unión y locales, de integrar de manera paritaria los órganos autónomos. El artículo 41 señala que se observará el principio de paridad en la integración de los organismos autónomos, incluso, en las entidades federativas. Estos tribunales electorales, constitucional y legalmente están considerados autónomos. El artículo 116 de la Constitución federal señala que las autoridades que tengan a su cargo la organización de las elecciones y las jurisdiccionales que resuelvan las controversias en la materia, gocen de autonomía en su funcionamiento, e independencia en sus decisiones. Asimismo, el artículo 105 de la Ley General de la materia establece que gozarán de autonomía técnica y de gestión en su funcionamiento.

Luego entonces, la Jucopo debió convocar exclusivamente a mujeres para aquellos tribunales de las entidades federativas en las que haya una desproporción en su integración y las mujeres estén subrepresentadas. Si bien, por ser número impar el de la conformación de los tribunales, se deberán entonces aplicar medidas compensatorias para avanzar hacia la paridad.

El próximo octubre dejan el cargo 21 magistrados. ¡Sí, todos son hombres! Lo que nos habla de una sobrerrepresentación masculina en los tribunales locales. Actualmente existen 38 magistradas de 117 magistraturas locales (32.5%). Solo 8 presiden el órgano jurisdiccional (25%). Hay tres casos en los que no hay magistradas: Chihuahua, Nuevo León y Tlaxcala.

Lo idóneo sería que se implementen las siguientes acciones afirmativas para garantizar la integración paritaria: 1) si la magistratura vacante se da en algún tribunal conformado solo por magistrados hombres, deberá designarse a una mujer; 2) si se dan dos vacancias simultáneas, al menos una tendrá que ser para una mujer, y 3) la magistratura vacante deberá ser ocupada por mujer en todos los estados donde la diferencia en número entre hombres y mujeres con la conformación actual supere a uno.

Adicionalmente, en la convocatoria de este año hay un gran lastre: la falta de perspectiva de género. Empezando por la omisión de lenguaje incluyente. Podemos ver que hablan de “magistrados”, ¿y las magistradas? ¿se les olvidó o no quieren que ellas lleguen?

A diferencia de lo que ocurre con las y los consejeros electorales locales, donde sí se prevé en la ley una forma de designarlos y removerlos, en el caso de las y los juzgadores locales no hay nada legislado. El artículo 109 de la LGIPE señala que la Jucopo establecerá el procedimiento para designarlos, y es todo. No existen reglas que se deban cumplir, ni la manera de evaluar su idoneidad de las y los candidatos, las comparecencias no se hacen ante órganos especializados que califiquen su conocimiento y capacidad.

No hay transparencia ni rendición de cuentas. Se integran a la usanza de las cuotas políticas de partidos y a gusto de quienes inclusive pudieran aspirar alguna gubernatura de su entidad, para asegurar la calificación afín de su elección.

Esta ha sido la práctica en anteriores ocasiones, con lo cual se actualizan una serie de violaciones a principios básicos de cualquier democracia. Y parece que, en esta ocasión, todo será igual. En privado se toma la decisión para luego legitimarla. Incluso, hemos visto que con el simple dictamen de elegibilidad se toma la decisión.

Lo indispensable es que, en este proceso de análisis para una eventual reforma se considere la necesidad de modificar el procedimiento para designar magistraturas locales, se retire la facultad discrecional del Senado para implementar procesos que no superan el más básico test de constitucionalidad y se cumpla con el principio de paridad de género.

Catedrática de la UNAM. Presidenta de “12624 Consultoras”.
@MC_Alanis

 

María del Carmen Alanís
Investigadora invitada en la Escuela de Derecho de la Universidad de Harvard. Directora de UNAM-Boston. Integrante de la Iniciativa de Integridad Electoral de la Fundación Kofi Annan. Ex magistrada...