Se encuentra usted aquí

24/02/2020
03:05
-A +A

No tengo más que gratitud para cada uno de los voluntarios que hicieron posible terminar con el requisito de las asambleas, ayer celebramos nuestra Asamblea Nacional Constitutiva.

Hace más de un año anunciamos nuestra intención de ser partido político porque sabíamos que teníamos la razón y razones para buscar darle cauce a una organización de hombres y mujeres libres con ideas, con valores y con un profundo amor a México. Lo dijimos en todas las asambleas: decidimos hacer México Libre porque era necesario, no había otra alternativa y porque era urgente.

Hace 10 meses nadie nos creía, pero yo, como muchos, sabíamos que si nos encontrábamos con hombres y mujeres como ustedes podríamos lograrlo y nos encontramos en el camino a miles de hombres y mujeres de buena voluntad.

Nos dijeron que no se podía, que nadie nos iba a apoyar y lo logramos. Fue un camino difícil, yo lo sé, porque logramos más de 230 asambleas gracias a la fuerza incansable de miles de mujeres y hombres de bien, de buena voluntad.

Gracias a la fuerza de los voluntarios que hoy todavía siguen saliendo bajo el sol, en fin de semana, en días de asueto, después de la escuela, antes del trabajo o saliendo de sus ceremonias y dedicaron tiempo y energía a México Libre.

Gracias por estar en los parques, en las plazas, en los centros comerciales, en los mercados, en el aeropuerto, en las centrales camioneras, en los cruceros, en las oficinas, en los pueblos, en las ciudades y en todos lados. Hemos estado en todos lados.

Gracias por ser responsables ante México y querer la libertad, gracias por trabajar con alegría y en paz, sin odios para construir la patria.

Este es un gran ejercicio ciudadano por la democracia, por la dignidad de la persona y de la política. Porque trabajamos en la construcción de la democracia que hoy está en riesgo, porque la democracia son los estudiantes, los jóvenes que vi en muchos distritos organizar las asambleas y que los he visto trabajando para juntar firmas de afiliación.

La democracia son las mujeres, la enorme cantidad de mujeres que estuvieron organizando asambleas distritales y que, por supuesto, la Asamblea Nacional de México Libre fue organizada en su mayoría por mujeres.

La democracia son los hombres afiliando con su celular a compañeras y compañeros de trabajo. Porque yo sé que si les firmaron no sólo fue por nuestras ideas sino por el gran respeto que les tuvieron a ustedes y a cada uno de los que se quedó en sus estados deseándoles suerte y recogiendo firmas.

Hemos sido testigos de una hazaña movida por un sentimiento que todos compartimos: nuestro profundo amor a México, sí, a nuestra patria, a nuestro pueblo, a nuestras familias.

Este gran esfuerzo ciudadano lo hicimos porque sabemos que en esta oscuridad, nuestro país necesita una luz.

México Libre es un esfuerzo que le ha devuelto la esperanza cierta a México, como es la esperanza: cierta.

Ante la polarización, México Libre es solidaridad.

Ante la división, México Libre es unión.

Ante el odio, México libre es amor por nuestra patria.

Ante la misoginia, México Libre empodera a la mujer y le da su verdadero lugar.

Ante el autoritarismo, México Libre habla y lucha por la libertad.

Ante el populismo, México Libre es responsabilidad.

Felicidades, hemos hecho un genuino esfuerzo ciudadano para organizarnos como pocas veces se ha visto en México. Y no fue fácil.

Las más de 200 asambleas, han sido verdaderamente un trabajo extenuante. Miles de voluntarios se han movido a organizarlos, voluntarios de a de veras en un México en medio de la frustración y la desesperanza, del cansancio y del miedo instalado, pero frente a ello miles de voluntarios nos ayudan a mover y a convencer, miles de mexicanas y mexicanos valientes que le plantaron cara a la realidad.

No fue fácil el camino, recuérdenlo siempre porque eso nos prepara para “tiempos recios”.

Seguiremos afiliando hasta el último minuto que tengamos para enviar firmas de afiliación.

A nuestro país lo vamos a recuperar los valientes. Muchas gracias a todas y a todos que hicieron posible esta Asamblea Nacional, la primera de muchas por venir.
 

Abogada