Guerrero, cuna de nuestra patria

Manuel Añorve Baños

Es un hecho innegable, que el papel que ha desempeñado el hoy Estado de Guerrero para forjar a nuestra patria es invaluable, pues a lo largo de diversas hazañas se ha erigido como la cuna de movimientos que marcaron un parteaguas en la historia nacional; incluso, esto aconteció previo a su formal creación en el año de 1849. 
 
Es así que hablar de los antecedentes del Estado de Guerrero es describir parte de los episodios más relevantes e interesantes del pasado. Pues entre los grandes sucesos se encuentra el camino a la consolidación de México como una nación libre e independiente, teniendo como pilar a Los sentimientos de la nación o el Acta de Abolición de la esclavitud que se emitieron en Chilpancingo; así como la Primer Acta de Independencia que en 1813 José María Morelos y Pavón formuló en la hoy capital de Guerrero y la proclamación del Plan de Iguala, también conocido como Acta de Independencia de la América Septentrional del 24 de febrero de 1821, proclamada por Agustín de Iturbide, donde se reconocía por vez primera la Independencia de México, y la erección del Ejército Trigarante.  
 
No es un hecho menor, pues cada uno de estos sucesos per se posee implicaciones titánicas en aquella etapa, al fungir como la cuna de eventos que años más tarde nos darían patria. 
 
De forma paralela, en el reencuentro histórico de la entidad es posible mencionar aquella reseña de 1821 donde Agustín de Iturbide mandó a que el sastre José Magdaleno Ocampo confeccionara uno de los símbolos patrios más ellos y de mayor significado para la identidad nacional, es decir, la bandera nacional, que tuvo como lugar de origen a la ciudad de Iguala de la Independencia. Justo es señalar que sus colores, otorgaron las seguridades que conllevaba un símbolo patrio, sustentando los postulados del Plan de Iguala, donde el blanco representaba la religión, el verde la independencia, y el rojo, la unión.  
 
No obstante lo anterior, es importante precisar que en la formal erección del Estado Mexicano, con el Acta Constitutiva de la Federación, del 31 de enero de 1824 —antecedente de la Constitución Política del 4 de octubre del mismo año— el hoy Estado de Guerrero formaba parte del Estado de México. Siendo hasta principios de 1840, cuando el General Juan Álvarez Hurtado, nacido en Atoyac, exteriorizó su deseo por reconocer en el sur un Estado bajo la denominación de “Guerrero”, en honor a quien fuera su jefe, el General Vicente Guerrero. Esta iniciativa, fue respaldada por el oriundo de Chichuhualco, General Nicolás Bravo.  
 
Fue así que para el 18 de mayo de 1847, con la expedición del Acta Constitutiva y de Reformas se estableció por primera vez la erección del Estado de Guerrero, compuesto de los distritos de Acapulco, Chilapa, Taxco, Tlapa y Coyuca.  
 
En virtud de lo anterior, el 15 de mayo de 1849, el Presidente de la República José Joaquín de Herrera, expidió el decreto por el que se creaba el Estado de Guerrero; sin embargo, para prosperar, se requería de la aprobación de las tres cuartas partes de las Legislaturas estatales, situación que fue concretada y declarada por el Congreso de la Unión en la sesión del 27 de octubre de 1849, con lo que se erigió formalmente a un nuevo Estado de la Federación con el nombre de Guerrero.  
 
Es así que este 27 de octubre el Estado de Guerrero cumple 172 años de su creación, fecha en la que las y los guerrerenses debemos sentirnos orgullosos de la gran identidad e importancia que posee nuestra entidad para la historia nacional y seguir trabajando en favor de su desarrollo. 
 

Senador de la República 
@manuelanorve 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios