Morena, a imagen y semejanza de Félix Salgado Macedonio

Maite Azuela

Morena puede describirse según el perfil con que selecciona sus candidaturas. Eso es lo que le da cara a un partido, no solo sus estatutos

Salgado Macedonio fue el candidato más votado por militantes de Morena a través de una encuesta interna para elegir contendientes para las elecciones de junio de 2021, a pesar de todas las acusaciones que hay en su contra y pasando por encima de las advertencias de la Secretaría de Mujeres del partido.

Morena le ha otorgado la posibilidad de librar los juicios por las denuncias que se han presentado, ya que le otorgó una senaduría plurinominal y ahora pasa de lado de estas acusaciones para ofrecerle el premio de una gubernatura.

Si las encuestas no fallan al pronosticar que Morena tiene un amplio rango de posibilidades de ganar la gubernatura en Guerrero, Félix Salgado Macedonio quedaría cubierto por seis años de fuero y coronado gobernador a pesar de las múltiples denuncias en su contra, entre las cuales por lo menos tres son por el delito de violación.

Resulta inevitable ponerse en los zapatos de las mujeres que aseguran haber sido víctimas de abuso sexual y cuyas denuncias no procedieron. No puedo imaginar la indignación que las alberga ahora que su presunto victimario estará en los espectaculares de su estado, en entrevistas en todos los medios y con amplias posibilidades de ser la autoridad máxima en su entidad. Debe ser aterrador. El primer caso de denuncia se interpuso en noviembre de 2020, pero ocurrió en 1998 contra una mujer que, cuando tenía 17 años pidió apoyo de 100 pesos al ahora candidato de Morena. Este se aprovechó de su necesidad y la violó. El segundo caso fue denunciado directamente ante la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena anónimamente y el tercer caso fue notificado ante la Comisión de Derechos Humanos de Guerrero, por la excoordinadora de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Acapulco, Angelina Mercado Carbajal, quien lo denunció por acoso sexual, intimidación y abuso de autoridad en 2007 cuando el acusado era alcalde de Acapulco.

La cuarta denuncia que resulta la más referida, se presentó desde finales de 2016. La agresión fue contra una trabajadora del periódico La Jornada de Guerrero, cuando el político era director del diario. Esta denuncia recuenta tres hechos separados de violación de Félix Salgado Macedonio en tres días diferentes. Meses después la víctima fue despedida del periódico. Además de violencia sexual, la víctima acusa a Salgado Macedonio de violencia física.

Se ha reportado que Salgado Macedonio ni siquiera se ha presentado a la Fiscalía a declarar. Ha contado con el blindaje de impunidad otorgado por el exfiscal de Guerrero, Xavier Olea, quien públicamente señaló que el caso nunca llegó ante el juez porque el actual gobernador, Héctor Astudillo (PRI), le pidió en 2018 que no solicitara una orden de aprehensión. El caso ha estado en pausa hasta 4 años después de la denuncia.

La Comisión de Honestidad y Justicia de Morena posiblemente pasará por encima de las 100 firmas de diputadas morenistas y las 2 mil firmas de mujeres que exigían dejar fuera de la contienda al acusado. No podemos eximir la responsabilidad que en esto tiene la dirigencia del partido. ¿Nunca evaluaron la posibilidad de que se sometiera a los procesos penales que tiene pendientes antes de considerarlo un candidato idóneo?

Morena puede describirse según el perfil con que selecciona sus candidaturas. Eso es lo que le da cara a un partido, no sólo los estatutos ni sus reglas internas, ni su aspiracional imagen de una virgen morena, sino las personas que selecciona como idóneas para gobernarnos.

Será inevitable para muchas y muchos, pensar en Morena y visualizar la cara dura de Félix Salgado Macedonio.

@MaiteAzuela
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios