Candidatos reciclados, rancios o en problemas con la ley

Maite Azuela

Están más aferrados en mantener en el poder a sus figuras, que en impulsar perfiles intachables

Aunque los partidos se anuncian en spots como innovadores, con candidaturas ciudadanas y comprometidas con la población, hay casos que muestran que en realidad están más aferrados en mantener en el poder a sus figuras, que de impulsar liderazgos con perfiles intachables y congruentes con sus propuestas. Tan es así que optan por camaleones que han formado parte hasta de tres partidos políticos durante su carrera por cargos populares. Algunos incluso con antecedentes penales, que con artimañas varias están contendiendo, como si nada.

La Coalición PRI-PAN-PRD también tiene impresentables para sus boletas: María Eugenia Campos Galván la candidata a gobernadora por el PAN-PRD en el estado de Chihuahua, fue vinculada a proceso penal por haber recibido sobornos del exgobernador priista César Duarte cuando fue diputada local. Está el aspirante a gobernar el municipio de Río Bravo, Tamaulipas, Miguel Ángel Almaraz Maldonado, quien en 2009 fue acusado formalmente de ser parte del grupo criminal Los Zetas y de participar en el robo de combustible a la empresa estatal Petróleos Mexicanos.

Por su parte el Partido Encuentro Solidario (PES), antes Encuentro Social, tiene al emblemático coleccionista de animales en proceso de extinción Jorge Hank Rhon, como candidato a gobernador para Baja California, lleva 3 décadas siendo señalado como responsable del asesinato del periodista Héctor Félix Miranda y se se le acusa de vínculos criminales con la familia de narcotraficantes Arellano Félix y más recientemente con el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Por su parte, Movimiento Ciudadano, no titubeó en incorporar a su oferta a Raúl Cantú, candidato a la presidencia municipal de Salinas Victoria, Nuevo León, quien el martes 6 de abril fue detenido en un operativo para capturar a Evaristo Cruz, “El Vaquero”, uno de los líderes del Cártel del Golfo. A Cantú lo encontraron en posesión de tres armas que son de uso exclusivo del Ejército, 80 cartuchos, así como joyas, y dinero en efectivo.

En la coalición “Juntos haremos historia”, en donde van de la mano Morena, PT y el Partido Verde, es muy revelador cómo incorporan perfiles con lazos estrechos con quienes el presidente López Obrador tacha de adversarios. Habiel Medina Moreno, ya fue alcalde por el PAN de 2016-2019 en Soto La Marina, Tamaulipas, y se le acusa de no haber comprobado un gasto de 900 mil pesos. Actualmente está en prisión, por lo que su hermano tuvo que hacer el registro de su candidatura. Está también Cruz Pérez Cuéllar, senador de Morena, postulado por Morena para la alcaldía de Ciudad Juárez, quien ha tenido que enfrentar un proceso de desafuero por su presunta participación en los delitos de encubrimiento por receptación, y promoción de conductas ilícitas. Se dice que recibió dinero del exgobernador César Duarte.

No podemos olvidar al flamante Alfonso Durazo, expriista que ha sido el mejor “chapulín” ya que ha pasado por todos los partidos: fue particular de Luis Donaldo Colosio en Desarrollo Social con el PRI, coordinador de comunicación social con el PAN con Vicente Fox y después se unió a Morena, donde fue titular de Seguridad Pública de 2018-2020 con Andrés Manuel López ObradorDavid Monreal, candidato a gobernador en Zacatecas y hermano del coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, inició su carrera política con el PRI, después pasó al PRD, más tarde al PT y posteriormente a Morena. En 2007, al terminar su gestión como alcalde de Fresnillo en Zacatecas, la Auditoría Superior del estado detectó desvíos de más de 9 millones de pesos y en 2019, cuando era coordinador general de Agricultura, la Auditoría Superior de la Federación detectó que Monreal y compañía gastaron 386 millones de pesos para comprar ganado ficticio para casi 10 mil beneficiarios que tampoco existían.

Cerremos con el toro amenazador de funcionarios, Félix Salgado Macedonio. Además de las denuncias de acoso y violación que no impidieron que Morena lo bajara de la boleta, está la ratificación del INE para retirarle la candidatura porque negó haber realizado precampaña y se negó a entregar el origen y destino de los recursos que ocupó. Esta frase lo dibuja: “Yo le digo al INE que su tiempo está contado, que también se tiene que ir y va a caer” mientras que Mario Delgado afirmó “vamos a presentar nuestra impugnación ante el Tribunal Electoral y vamos a exigir justicia”.

@MaiteAzuela

TEMAS RELACIONADOS
INE
Guardando favorito...

Comentarios