Estancamiento o retroceso

Luis 'Tigre' Baraldi

México no tiene un plan de desarrollo, ni un modelo deportivo a seguir.  A pesar de que en este país el deporte es parte de la cultura, la educación y la tradición

La severa regresión o, para ser benévolos, el estancamiento que existe en nuestro deporte tiene muchas razones a la vista, y algunos se atreven a decir que es una cuestión cultural, de corrupción y de los constantes enfrentamientos entre autoridades deportivas, que dejan al atleta totalmente a la deriva, luchando —de manera individual— contra sus propias federaciones.

México no tiene un plan de desarrollo, ni un modelo deportivo a seguir.  A pesar de que en este país el deporte es parte de la cultura, la educación y la tradición, se ha estancado dramáticamente, perdiendo posiciones en Juegos Olímpicos ante otros países de América Latina.

Esto lo vemos al comparar los resultados en los pasados Juegos Olímpicos de Río, en los que México ocupó el lugar número 61 en el medallero, siendo superado por Brasil, Cuba, Colombia y Argentina.

México cuenta con casi 129 millones de habitantes y el deporte es una actividad de segunda categoría. Es evidente que no ha sido, por muchos años, una prioridad del Gobierno ni del sector educativo o de de las instituciones deportivas que existen, ya que nunca se ponen de acuerdo.

Los conflictos en la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) y el Comité Olímpico Mexicano (COM) son bien conocidos por todos y poco o nada se hace al respecto. La Conade tiene como responsabilidad asignar fondos a la promoción del deporte y el COM es la representación de nuestro país ante las autoridades deportivas internacionales.

Esta mala relación entre COM y Conade se permea hasta los institutos del deporte de cada estado, a cada una de las federaciones y a las asociaciones del deporte que usted escoja, ya que constantemente se pelean por “el poder”, preguntando el que escribe “¿cuál poder?, si no se hace nada y no se avanza”. Considero que lo más importante es crear un Plan de Desarrollo bien estructurado, dejando los planes sexenales en el olvido.

Otro tema muy serio que ha detenido el avance del deporte  ha sido la “futbolización”, que me gustaría extenderlo en otra oportunidad. La “futbolización” ha dejado totalmente opacadas a todas las demás disciplinas deportivas, ya que los medios de comunicación le dedican horas y horas de transmisión al futbol, páginas enteras de las secciones deportivas de los diarios, programas de debates y repeticiones del futbol para llenar espacios que sueñan con que México avance al quinto partido en un Campeonato Mundial de la FIFA, olvidándose de que este país ha tenido campeones mundiales en diversas especialidades, que no son futbol, y los medios de comunicación poca atención les ponen.
¡Vamos, México, no debe estancarse y menos retroceder!  

[email protected]

Comentarios