Apuntes de la elección gringa

Luis Cárdenas

Promételes cosas a los miserables, aunque sepas que nunca cumplirás un ápice, se quedarán con hambre, pero tus insulsas ofertas serán su pan, te creerán todo

“El diablo cuida de los suyos.”
F.C.

Sé un ojete. Sé un bully. Sé un bastardo. Sé un hijodeputa. Sé un idiota. Sé racista. Sé intolerante. Sé misógino. Sé ignorante. Sé estúpido. Sé más hijodeputa. Sé una mierda y enorgullécete de tu pestilencia. Sé basura. Sé un mentiroso. Sé malvado. Sé egoísta. Sé ruin. Sé naranja. Sé soberbio. Sé flexible en tus principios. Sé aún más hijodeputa.

Sobretodo, sé atrevido hasta perder la decencia si es necesario, si entre las patas terminas llevándote el patrimonio de millones vas por buen camino, los muertos se entierran o se esfuman con el fuego del olvido y, más importante, los muertos no votan. Sé un hijodeputa.

Olvídate de la ciencia, olvídate de los expertos y sus pomposos diplomas cargados de petulantes años de esfuerzo y estudio, valen más 200 caracteres de caca en Twitter que un plan de recuperación, de rescate, de salud, de país o de lo que sea. Sé un hijodeputa.

Cava hondo dentro de ti, busca lo negro, más negro, más negro, tan oscuro que no veas siquiera un haz de luz que pueda iluminar tu sentido común, ahógalo y presta escucha solamente a tus vísceras, el hígado es tu brújula.

Admira a los que son más hijosdeputa que tú, considéralos tus maestros, sueña con el día en que puedas superarlos. Piénsalos como héroes. Venéralos como santos y considérate un elegido, algún día, pronto, serás Dios.

Todo aquél que se atreva a cuestionarte es un papanatas, un nimio, no es pueblo, no es ciudadano, no tiene derechos y no merece compartir tu aire, sobájalo, humíllalo, escúpelo con mentiras. Sé un hijodeputa.
Usa la miseria para construir tu imperio, aprovéchate de la ignorancia para escalar posiciones, no se trata de estrategias macabras, elaboradísimas, aburridas y abstrusas, se trata de ser un maldito gandalla, fácil: sé un hijodeputa.

Promételes cosas a los miserables, aunque sepas que nunca cumplirás un ápice, se quedarán con hambre, sí, pero tus insulsas ofertas serán su pan, te lo creerán todo, te lo justificarán todo y te amarán por hijodeputa, sé un hijodeputa. Si las personas parecen de cristal, será porque deban romperse.

Vende el augurio de ser grande de nuevo, aunque sepas que el tiempo no da vuelta atrás, has ahogado ya tu sentido común, quizá tú mismo pienses ahora que tienes el poder de que la prosperidad sea parida de tu boca. Créetelo, estás a nada de ser Dios.

Y sé un hijodeputa. Estos parecen años oscuros y tú, simplemente, eres el fruto de estos días. Sé un ojete. Sé un bully. Sé un bastardo...

DE COLOFÓN

Gerardo Ferrando renunció a la Dirección del Grupo Aeroportuario por serias diferencias con el secretario Jorge Arganis Díaz Leal. Era cuestión de tiempo para que se diera el quiebre. Nadie está obligado a lo imposible, mucho menos a justificar lo injustificable. No importa, ya vendrá otro más leal aunque sea incompetente, un mamut, puede ser. 

@LuisCardenasMX
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios