Suscríbete

3 mil vacunas

Luis Cárdenas

Definitivamente, son mejores tres mil vacunas que ninguna, aunque han sido más los “vacunados” de prueba en México.

“Todos los gobiernos mueren por la exageración de su principio”
 Aristóteles.

Esperábamos 125 mil vacunas y solo llegaron 3 mil, pero eso no importó para echar fanfarrias, ni para presumir un acto “histórico”, ni para ufanarnos de ser uno de los 10 primeros países del mundo en tener las vacunas de Pfizer

Chile, con una población de 18 millones de habitantes, recibirá unas diez mil dosis el día de hoy, son siete mil más que México aunque el número siga siendo igual de insignificante para el control de la pandemia.

No creo, sin embargo, que valga restar mérito al trabajo del Canciller Marcelo Ebrard, al final parece el único integrante del gabinete más enfocado en resultados que en hacer grilla, aunque el evento de ayer, so pena del número de vacunas, fue también una muestra de equilibrio en el poder.

De entrada, no es tarea de la Cancillería conseguir vacunas y aún así los acuerdos son destacables, en el evento, cosa que agradecimos quienes seguimos la cobertura, no se le cedió palabra al rock star de la pandemia que ha causado más estragos que resultados, López-Gatell, Dr. Fugo, permaneció en silencio, calladito para la foto, mejor, en su lugar habló su jefe, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, casi recitando, breve, gris como es, pero en respeto a su investidura: en salud él es la máxima autoridad y no el hombre de las tardeadas. 

Hablaron los representantes de DHL, que ayer obtuvo una publicidad sin igual, y de Pfizer, habló el Secretario de Hacienda, rápido, preciso y en su tema.

Y para cerrar, el Canciller, “es el principio del final” y que ganaremos la batalla contra los virus que no nos dejan hacer nuestra vida y así…

El carnal Marcelo parece enviar un mensaje, tal vez sin querer, tal vez queriendo, pero de no ser por el trabajo de su oficina hoy quizá no tendríamos ni las tres mil dosis ni la promesa, firmada, de que en algún momento llegarán 35 millones.

Definitivamente, son mejores tres mil vacunas que ninguna, aunque en ese tenor han sido más los “vacunados” en fases de prueba en México, que las dosis disponibles el día de hoy para usuarios finales.

Pfizer es una velita encendida, pero tenemos otras más que, en algún momento, darán fruto.
No me lo tome a mal, sigo pensando que tenemos el peor gobierno en la historia, pero de no ser por las buenas excepciones, tal vez esto sería mucho más jodido.

Y no, las tres mil dosis no nos ponen entre los países del primer mundo, aún falta muchísimo para ser Dinamarca con tacos y pozole.

Aunque, gracias a que unos hacen su chamba a contracorriente, somos un poquito menos parecidos a Haití.

De Colofón: 

[email protected] lectores, tomo un breve descanso para calibrar la brújula que anda muy agitada por estos días. 

Le deseo lo mejor de lo mejor para el 2021 y le agradezco,neta, neta, neta de corazón que me regalase la oportunidad de acompañarlo en el caótico 2020.

Regresamos a estas páginas, que son para mí un maravilloso hogar, el próximo 7 de enero. ¡Cuídese mucho!, ¡Bonitas fiestas! 

@LuisCardenasMX

 

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios