Músicos, Colecciones y Pasatiempos

Músicos, Colecciones y Pasatiempos
13/12/2019
06:00
-A +A

Hace unos años, en algún lugar leí que Alice Cooper (1948), el famoso cantante de hard rock y heavy metal, que se maquilla la cara de un aspecto muy siniestro y que juega en los escenarios con sillas eléctricas y guillotinas, decía que le daba pena que sus fans supieran que uno de sus pasatiempos favoritos era jugar golf, ¿qué pensarían algunos de sus seguidores más recalcitrantes si lo vieran saliendo sin maquillaje, vestido con pantalón a cuadros, chaleco de rombos y con una gorra con el escudo de su club, cargando unos bastones de golf? La realidad es que el heavy metal, maquillajes y guillotinas no es buena combinación con el golf, pero así es la realidad de Alice Cooper.

 

alice_cooper.jpg

 

Y parece que no es una buena combinación tampoco pertenecer a una de las bandas más famosas de rock and roll a nivel mundial y ser bibliófilo; esto es lo que es el famosísimo guitarrista Keith Richards (1943) de los Rolling Stones. Tiene dos bibliotecas, una en su casa de Sussex en Inglaterra y la otra en su casa de Connecticut en los Estados Unidos. Quién pensaría que a este hombre le gusta la lectura y es aficionado a los libros. Es coleccionista de libros sobre la Segunda Guerra Mundial y sobre ficción histórica (Fiction History). Richards comenta que “hay dos instituciones que te afectan poderosamente, la primera es la iglesia, que pertenece a Dios y la segunda es la biblioteca pública que te pertenece a ti”, “…de más joven, en ningún lugar me comporté tan bien como en la biblioteca pública”, dice Richards, “caminaba de puntitas, no hablaba y no hacia ruido… era un lugar fabuloso para consultar todo aquello que no sabía”, de ahí le viene el amor por los libros.

 

keith_richards_biblioteca.jpg

 

También de los Rolling Stones, tenemos a Ronnie Wood (1947) quien tiene otro pasatiempo que combina con su carrera de músico: el dibujo y la pintura. Su obra es sobre lo que vive, pinta a sus compañeros de banda, Mick Jagger, Keith Richards, también pinta a otros músicos a quienes admira y pinta paisajes. Ha expuesto en galerías de Londres, Nueva York, Estocolmo y en São Paulo. Tiene un grupo nutrido de coleccionistas de su obra. Fue alumno del Ealing Art College en Londres, donde también estudiaron otros músicos de la altura de Freddie Mercury (1946-1991) del grupo Queen y Pete Townshend (1945) de The Who.

 

colecc.jpg

 

Hace unos días Ronnie Wood presentó junto con Bremont, la firma de relojes británica, una serie de relojes que se llama “The 1947 Collection” y consiste en cuarenta y siete relojes fabricados en el taller de Bremont en Henley-on-Thames, fabricados en oro blanco con fases lunares y calendario, cada uno viene con una carátula diferente pintada por Wood. 

Es la tercera ocasión que Wood colabora con Bremont en este proyecto; primero le pidieron que pintara 10, Wood dijo que mejor 20, pero pasaron a 30 y “fue tan adictivo hacerlas que acabamos en 47, que es el año en que nací”, comenta Wood.

 

ronni_wood_2.jpg

 

Las carátulas las diseñó Wood en la última gira de los Stones a nivel mundial y traen diferentes motivos, por ejemplo una guitarra que se adapta a la forma circular de la carátula; hay otra que dice “Rock On”, “Rock Hard”, y otra “Time Rocks On”, todo para que cuando el comprador vea la hora diga “…tengo que seguir rockeando…” según Woods. Todos los relojes al reverso traen la leyenda: “I Feel Like Painting” (tengo ganas de pintar) y en el rotor viene la firma de Ronnie Wood.

 

ronni_wood_3.png

 

A nadie nunca se le había ocurrido hacer un proyecto así, es único y más único es hacerlo con un músico que pinta. Los relojes tienen un precio de venta de £38,950 libras esterlinas.

Por otro lado, las pinturas de Wood se cotizan en el mercado entre £1,500 y £50,000 libras esterlinas.

Esto demuestra que no todo es: SEXO, DROGAS Y ROCK AND ROLL.