‘Duda Razonable’ y sus abogados fuera de cámaras

Layda Negrete

Duda Razonable es una miniserie documental disponible en la plataforma Netflix www.Netflix.com/DudaRazonable que cuenta la historia de una injusticia que está viva y que debe repararse cuanto antes. Sus capítulos desmenuzan los detalles de cómo un incidente menor de tránsito derivó, inesperadamente, en una doble acusación de secuestro en contra de Héctor, Gonzalo y Juan Luis. En sólo 48 horas, los protagonistas de esta historia, sin deberla ni temerla, fueron detenidos, torturados y enviados a la prisión en la cual permanecen privados de su libertad desde junio de 2015.

Roberto Hernández (@PresuntoC) es el motor del proyecto y quien convocó a todos los que colaboramos en éste. Aparecen además, Andrés Andrade y Alberto Magaña, una mancuerna de profesionistas entrañables que defienden con destreza y pasión a los protagonistas, arriesgándolo todo. Además de estos abogados que figuran en pantalla, existen otros que trabajaron discretamente en Duda Razonable. Aprovecho este espacio para difundir su labor en el orden de aparición en el proyecto.

Luis Schmidt del despacho Olivares y Cía es abogado experto en temas de propiedad intelectual y entretenimiento. Cuando Presunto Culpable fue censurado en el año 2011, su equipo atendió los múltiples litigios de manera Pro Bono. Esta vez, para Duda Razonable, asesoraron a la producción para cuidar la privacidad de las víctimas y, al mismo tiempo, garantizar el derecho a la información del público y la libertad de expresión de los autores.

Audrey McGinn, colaboradora en el Proyecto Inocente de Cal Western University dirigido por Justin Brooks, viajó de San Diego a Tabasco en 2016 y junto con la maestra Anabel Chumacero Corral, fortalecieron la estrategia de litigio que hoy vemos en pantalla.

Alejandro Jiménez (@alejandrojimp) cuenta con una formación sólida en el sistema penal acusatorio y ha sido capacitador de abogados en todo el país. Antes de incorporarse al servicio público, Alejandro se dedicó más de un año y medio a revisar cuidadosamente 18 tomos de documentos de más 500 páginas cada uno, relacionados con los casos de Duda Razonable. De forma similar, analizó la videograbación oficial de 33 audiencias penales. Su trabajo permitió la hechura de la serie en terreno firme.

Iker Ibarreche (@ikeribarreche) Litigante experto en el nuevo sistema de justicia penal, ha litigado en prácticamente todas las entidades federativas. Antes de tomar la estafeta de Andrés Andrade y Alberto Magaña, Iker entrevistó a cámara a los testigos ya identificados y robusteció esta lista original. Sus recorridos cubrieron ciudades y comunidades por todo Tabasco para corroborar, rutas, trayectos y tiempos, entre otras cosas. Hoy, Iker lleva en hombros la responsabilidad de lograr un resultado justo ante la última instancia que podría liberar a los protagonistas. El amparo preparado por él está pendiente de resolución, desde hace más de 450 días, en el Tribunal Colegiado de Circuito en materia penal con sede en Villahermosa.

Duda Razonable ejemplifica cómo la justicia en México sigue siendo ese rompecabezas en donde las autoridades prefieren armar el cuadro con las piezas que les acomoda, aunque no quepan donde las quieren poner. Donde los mejores fiscales no son quienes encabezan investigaciones sólidas sino quienes cocinan las versiones que les piden sus superiores. Se requiere un grupo aguerrido de abogados como los listados aquí para hacer un documental que desmantele las ficciones que nuestras autoridades se empeñan en hacernos creer.

Investigadora en justicia penal. @laydanegrete
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios