El comercio en la palma de la mano

Laura Iturbide Galindo

Una de las lecciones que nos dejó la pandemia, con la acelerada transformación digital que impulsó, es el aumento explosivo de las ventas en línea.

En efecto, el Covid-19 indujo a las personas a comprar más productos y servicios en línea; esta tendencia se tendrá en la “nueva normalidad” y, en un lapso menor a lo esperado, las empresas evolucionarán por completo para usar este canal.

El gigante Amazon es la plataforma de comercio electrónico más popular y la que tiene la mayor participación del mercado, mientras que Mercado Libre es la de mayor número de visitantes mensuales en México; sin embargo, hay otras estadísticas interesantes a explorar que nos permitirían tener una visión más holística de las ventas en línea, a saber:

1. Usuarios de Internet. Casi 60% de la población mundial tiene acceso a internet y nueve de cada 10 de estos usuarios realizan compras en línea.

2. Recomendaciones. Los blogs se han convertido en una magnífica manera para influir la compra de bienes y servicios en línea, de acuerdo con el Content Marketing Institute. En el caso particular de los millennials, según Inviqa, consultan primero en Amazon sobre un producto antes de realizar una compra. Empero, si el internauta consulta Google, uno de cada tres usuarios decidirá hacer una compra en los siguientes cinco días (Wordstream).

3. Correo electrónico. Actualmente se dice que los consumidores no van a las tiendas, sino que éstas van a ellos. La estadística es contundente: poco menos de dos terceras partes declaran haber comprado después de haber recibido un mensaje de marketing por correo electrónico. De hecho, los correos electrónicos personalizados con información adecuada generan más tráfico al sitio web.

4. Segmentación. Si la empresa quiere aumentar su facturación, sin duda debe segmentar, porque este es un factor crítico de éxito. Agrupar clientes de acuerdo con el historial de compras, tiempo y actividad de navegación y más, se traducirá en mayores ventas y, de acuerdo con Campaign Monitor, podría inducir hasta crecimientos de tres dígitos en los ingresos.

5. Redes Sociales. Sin duda las tiendas online con presencia en redes sociales tienen en promedio más ventas que las que no (aproximadamente un tercio más). La coherencia en las campañas de marketing es esencial, con de menos cuatro a cinco publicaciones semanales si se quiere construir una relación sólida con los clientes y aumentar ventas. La plataforma más popular es Facebook, pero Instagram ha ido ganado espacio porque es más visual, a través de imágenes. Las opiniones de usuarios del producto o servicio, sin duda, pueden ayudar a tomar una decisión correcta de compra.

6. Aplicaciones. Casi la mitad de las ventas en línea se hacen a través de aplicaciones específicas de empresas que los usuarios pueden descargar sencillamente en sus teléfonos inteligentes y tabletas. Estas, ofertadas gratuitamente, simplifican la experiencia del cliente.

7. Detractores. La necesidad de una apertura de cuenta provoca que poco menos de 30% de los usuarios abandone sus carritos de compra. La rapidez de la entrega, la posibilidad de establecer la fecha de entrega y la anulación del costo adicional por el envío, son aspectos preferidos por los consumidores. El miedo al fraude electrónico es la principal razón para no comprar en línea en México.

Estas y otras estadísticas más de Brandesign nos señalan el boom que ha experimentado el comercio electrónico y el impulso que ha provocado a otra industria: las entregas a domicilio o “delivery”.

Los crecimientos de ambas han sobrepasado cualquier expectativa. Statista estima que los mexicanos gastan alrededor de 74 dólares (aproximadamente mil 500 pesos) en pedidos de comida a domicilio y 54.40 dólares (aproximadamente mil 100 pesos) en aplicaciones de entrega a domicilio. Esto supone un mercado de más de 14 mil 500 millones de dólares (estimación de 2019).

Sin duda, el futuro del e-commerce y del delivery es promisorio, por el tamaño del mercado y por sus crecimientos a doble dígito en 2020.

 
Directora del Instituto de Desarrollo Empresarial Anáhuac en la Universidad Anáhuac México, campus Norte
Email: [email protected]

Comentarios