Una consulta que sirva

Kenia López Rabadán

En México, contamos con la Ley Federal de Consulta Popular que contempla un instrumento de participación ciudadana y hoy más que nunca, se encuentra en la posibilidad real de que se ejerza por primera vez en nuestra historia y sirva para decidir a favor de los mexicanos.

La importancia de este mecanismo de participación es que la ciudadanía puede expresar su sentir sobre los temas de trascendencia nacional y el resultado, en caso de que la participación sea de al menos el 40% de los ciudadanos, será vinculante, es decir, obligatoria para los poderes Ejecutivo y Legislativo federal, así como para las autoridades que sean competentes para su implementación.

La ley es muy clara, y establece que en el caso de que la petición de la consulta popular provenga de alguna de las Cámaras del Congreso de la Unión, deberá ser promovida por al menos el 33% de sus integrantes. Por ello, 43 senadores de distintos grupos parlamentarios, el pasado 15 de septiembre, iniciamos el procedimiento para que el primer domingo de agosto de 2021, los mexicanos puedan decidir sobre la siguiente pregunta:

“¿Está usted de acuerdo en que el Gobierno Federal otorgue un apoyo económico a las trabajadoras y trabajadores formales e informales que pierdan su trabajo o disminuyan sus ingresos con motivo de crisis económicas por las que atraviese el país, como la originada por la contingencia sanitaria del COVID-19?”

 

La Mesa Directiva del Senado turnará la pregunta a la Comisión de Gobernación para su análisis y dictamen. Deberá aprobarse por la mitad más uno de los presentes en el Pleno del Senado y de la Cámara de Diputados. Posteriormente, se remitirá a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quien deberá resolver sobre la constitucionalidad de la pregunta. En caso de que se cumpla con los requisitos y sea validada por el alto tribunal, el Congreso deberá expedir la convocatoria y notificarla al INE para que en agosto de 2021, se realice la consulta popular.

En este tema sobre preguntar a los mexicanos, sin duda, hay dos visiones. La de López Obrador que quiere preguntar si se aplica o no la ley contra los expresidentes. Algo jurídicamente inexplicable, porque la ley no se consulta, se aplica y si hay elementos deben de investigarse. Ese tema solo reafirma que desde el poder ejecutivo, sólo hay circo.

Hay otra visión, la de quienes creemos que una consulta popular debe servir para ayudar a los mexicanos en uno de los problemas que más lastiman en medio de la pandemia, y es la falta de dinero.

El partido oficial de Morena, deberá definir si apoya a los mexicanos o les da la espalda. Esperemos que haya altura de miras y se vote para ayudar a quienes menos recursos tienen. Es hora de hacer una #ConsultaQueSirva a los mexicanos y sus familias.

Senadora de la República

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios