Proceso de renovación de la CNDH

Kenia López Rabadán

La creación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en la década de los noventas fue respuesta a la lucha contra los abusos cometidos en detrimento de los derechos fundamentales de las y los mexicanos. Su autonomía ha garantizado que sus funciones no sean vulneradas u orientadas por los gobiernos en turno.

Durante su historia, ha estado representada por gente comprometida en la protección, observancia, promoción, estudio y divulgación de los derechos humanos que amparan el orden jurídico mexicano. Tales personajes han sido Jorge Carpizo McGregor (1990-1993), Jorge Madrazo Cuéllar (1993-1996), Mireille Roccatti Velázquez (1997-1999), José Luis Soberanes Fernández (1999-2009), Raúl Plascencia Villanueva (2009-2014) y Luis Raúl González Pérez, nombrado en 2014 y cuyo encargo concluye el próximo 15 de noviembre.

Por mandato constitucional, le corresponde al Senado de la República, mediante el voto de las dos terceras partes de las y los senadores presentes, elegir a la persona que representará a este importante órgano público autónomo para el periodo 2019-2024. Por ello, el Senado deberá emitir 30 días hábiles antes de que finalice la gestión de González Pérez —4 de octubre—, la Convocatoria para la elección o en su caso, reelección de la titularidad de la CNDH.

Derivado de lo anterior, la Mesa Directiva del Senado instruyó a las Comisiones Unidas de Derechos Humanos y de Justicia, dieran inicio al proceso de renovación, por lo que el pasado 24 de septiembre se aprobó por unanimidad, un proyecto de Convocatoria, que aún será validada por la Junta de Coordinación Política.

Es indispensable que esta elección o reelección, emane de un proceso claro, equitativo, de parlamento abierto, transparente, democrático, participativo y de máxima publicidad. Además, se deberán observar los Principios de París, los cuales señalan la obligatoriedad de asegurar la representación pluralista de las fuerzas sociales, garantizando un procedimiento que ofrezca garantías de legitimidad de las instituciones.

Este proceso contará con las siguientes etapas: publicación de la convocatoria; registro de aspirantes; auscultación entre organizaciones sociales representativas de distintos sectores de la sociedad, organismos públicos y privados, promotores o defensores de derechos humanos; comparecencia de aspirantes; propuesta de terna; y nombramiento de la persona titular antes del 31 de octubre.

Por lo anterior, se ha trabajado en una Convocatoria innovadora, a fin de que exista total transparencia y pluralidad en el nombramiento de quien protegerá, promoverá y vigilará el actuar del gobierno en materia de derechos humanos. Se propone que cualquier interesado pueda enviar cuestionamientos a los aspirantes a dirigir la CNDH. Contaremos con indicadores que nos permitan decidir de manera informada. Todas las comparecencias serán transmitidas en el Canal del Congreso y contaremos con mecanismos para que cualquier persona interesada pueda hacer llegar elementos de juicio que nos permita conocer mejor el perfil de los aspirantes.

Igualmente, el Senado de la República ha recibido del ejecutivo federal una terna para designar al Comisionado Ejecutivo de Atención a Víctimas. En los próximos días llevaremos a cabo la evaluación de dicha terna a efecto de escoger el mejor perfil para atender a las víctimas de violaciones a sus derechos humanos.

Senadora de la República

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios