Medalla Belisario Domínguez

Kenia López Rabadán

El 7 de octubre de 1913, fue asesinado el doctor y senador chiapaneco Belisario Domínguez Palencia. Su muerte fue ordenada por el entonces presidente Victoriano Huerta, ya que su voz disidente, hacía un llamado a honrar la representación nacional y a defender nuestra patria.

Don Belisario Domínguez fue un médico originario de Comitán, Chiapas. Dedicó sus días a atender y ayudar a los más desvalidos, a los olvidados. Su ímpetu libertario -en tiempos de una dictadura-, lo llevó a fundar el periódico “El Vate”, que tenía como objeto darle voz a aquellos que pensaban diferente al oficialismo.

Un hombre de convicciones claras, llamó a sus paisanos a "vigilad de cerca todos los actos públicos de vuestros gobernantes. Elogiadlos cuando hagan bien, criticadlos siempre que obren mal. Sed imparciales en vuestras apreciaciones, decid siempre la verdad y sostenedla con vuestra firmeza entera y muy clara. Nada de anónimos ni seudónimos".

Dada la trayectoria y participación política del senador Domínguez Palencia, el Senado de la República creó una medalla de honor en su nombre. Desde 1954, se entrega cada año a aquellas personas que han marcado nuestra historia, que se han distinguido por sus aportaciones y servicio a nuestra Nación.

Como lo establece el Decreto de 1953, “se crea la Medalla de Honor “Belisario Domínguez” del Senado de la República, para premiar a los hombres y mujeres mexicanos que se hayan distinguido por su ciencia o su virtud en grado eminente, como servidores de nuestra Patria o de la Humanidad.”

A lo largo de 67 años, se han entregado 71 preseas. La primera de ellas a la profesora Rosaura Zapata y al profesor Erasmo Castellanos Quinto. Además, se le ha entregado a personas distinguidas como Jaime Torres Bodet, Juan de Dios Bátiz Paredes, Jesús Silva Herzog, María Lavalle Urbina, Rufino Tamayo, Andrés Serra Rojas, Griselda Álvarez Ponce de León, Heberto Castillo Martínez, José Ángel Conchello Dávila, Carlos Fuentes, Héctor Fix-Zamudio, Carlos Castillo Peraza, Javier Barrios Sierra, Luis H. Álvarez Álvarez, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Manuel Gómez Morín, entre otros.

La distinción correspondiente al año 2021, fue entregada el día de ayer a la Senadora Ifigenia Martínez Hernández y post mortem al Doctor Manuel Velasco Suárez. Durante todos estos años, solamente 8 mujeres han recibido esta presea. Sin duda, en años venideros, se deberá reconocer el trabajo de muchas más mujeres que con sus ideas, su esfuerzo y su amor por México, han transformado nuestra realidad.

Pese a la importancia que tiene la Medalla de Honor Belisario Domínguez, este año el presidente López Obrador no acudió al Senado de la República a entregarla. No es la primera vez que durante estas más de seis décadas, no acude el titular del Ejecutivo Federal, aunque sí es la primera vez que se excusa por la emisión de un mensaje de una legisladora de oposición, la valiente senadora Lilly Téllez.

Anteriormente el grupo opositor solicitó se le retirara la invitación al ex Presidente Vicente Fox Quezada y acudió en su lugar el Secretario de Gobernación. Hoy, el Presidente de la República no asistió por decisión personal, algunos dicen que fue un pretexto para no asistir. Cualquiera que sea su motivación, el hecho es que el actual primer mandatario, desdeñó al Senado mexicano.

En estos tiempos donde desde Palacio Nacional se persigue a los opositores, se estigmatiza a quienes no piensan igual al gobierno, la Medalla Belisario Domínguez torna un mayor significado: dignificar a la patria y regresarle su libertad.

Senadora de la República

Comentarios