La burbuja de Palacio Nacional

Nación 09/07/2021 02:24 Actualizada 19:59
Guardando favorito...

Son una constante las mentiras que se dicen desde la palestra presidencial todos los días. No se puede esperar menos de una persona que vive desde la comodidad de un palacio y se autoengaña con la imagen de un México que no existe. La Cuarta Transformación prometió un cambio, aunque no imaginamos que fuera para sumir a México en una crisis de inseguridad y violencia.

En diversas ocasiones, el Presidente de la República ha señalado que en México se vive con gobernabilidad y que se ha avanzado en los temas de seguridad pública. Por mucho que repita una y otra vez esta mentira, la realidad es que cada día se cometen más asesinatos y este gobierno no tiene una estrategia clara para combatir el crimen.

López Obrador se contradice y desestima las cifras oficiales con sus ‘otros datos’. Por ejemplo, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, es decir, la instancia encargada de coordinar y definir las políticas públicas en la materia, reporta que en nuestro país la violencia se ha incrementado año con año y que en esta administración se tienen registradas 86 mil 370 víctimas de homicidio doloso y 2 mil 741 por feminicidios. México vive una crisis de inseguridad donde se asesinan a más de 100 personas diariamente.

Es vergonzoso que el primer mandatario afirme que el feminicidio se tipificó bajo su administración, desestimando la lucha de miles de mujeres por visibilizar este delito, por obtener justicia, verdad y no repetición desde hace más de una década. Al Presidente le falta informarse, el delito de feminicidio se incorporó al Código Penal Federal desde 2012.

Es lamentable que un aspirante a “estadista” como el primer mandatario de este país, no reconozca que la violencia va en aumento y que se están vulnerando los derechos humanos de los mexicanos, dejando de lado la obligación del Estado mexicano de garantizar la seguridad para todos.

Desafortunadamente no sólo hay un incremento de homicidios dolosos. ¿Recuerdan cuando en mayo del año pasado dijo el Presidente que no había aumentado la violencia en contra de las mujeres e incluso señaló que el 90% de las llamadas de emergencia por violencia doméstica eran falsas? Los delitos de género también han incrementado este año en comparación con el mismo periodo de 2020: el feminicidio subió más del 7%, las violaciones un 30% y la trata de personas el 47.5%. Decir que hay gobernabilidad con estos datos, es irresponsable.

El presidente López Obrador comentó —en la mañanera— que “ha habido una disminución, en el caso de homicidios del 3%, pero en el caso de robo de vehículo, tenemos una disminución del 40%”. Comparar el robo de vehículos con la pérdida de vidas humanas, es insensato, ofensivo y mezquino.

La falta de estrategia en materia de seguridad, propicia altos niveles de violencia, genera corrupción y un escenario idóneo para la impunidad. Este gobierno ha reprobado en dar seguridad a los mexicanos. Ojalá el Presidente rompa ya la burbuja en la que vive en Palacio Nacional y sea consciente de la gran problemática de seguridad que tiene este país.

 

Senadora de la República

Comentarios