La 4T se ha ensañado con los pobres

Kenia López Rabadán

El gobierno encabezado por el presidente López Obrador ha cumplido con su máximo lema de “primero los pobres”. Primero los pobres en inundarse. Primero los pobres en quedarse sin servicios de salud y medicamentos. Primero los pobres en perder sus ingresos. Primero los pobres en morir durante esta pandemia.

En lo que va de esta administración, las personas en situación de pobreza y pobreza extrema han aumentado. Datos de la “Medición de Pobreza 2020” del Coneval, publicada el día de ayer, develan que de 2018 a 2020, han incrementado 3.8 millones de mexicanos en situación de pobreza, siendo la población en pobreza extrema la que ha sufrido un mayor aumento. No podemos dejar de lado que lamentablemente la estimación para este año es que se sumen 8 millones de personas más al rubro de pobreza extrema.

Los mexicanos cada día sufren de más carencias y rezago. El mismo Coneval reporta que de 2018 a 2020, han aumentado 900 mil personas al rezago educativo. En el mismo periodo, se ha presentado un incremento de 15.6 millones de mexicanos que carecen de acceso a los servicios de salud, generando un efecto desproporcionado en las zonas rurales del país. En cuanto a las personas que no tienen acceso a una alimentación nutritiva y de calidad, también se presentó un aumento de 1.1 millones de personas.

Estas cifras revelan que, en México, las familias están sufriendo un abandono por parte de las autoridades. Cada día hay más gente en situación de pobreza y los ingresos son cada vez menores.

Por ejemplo, hace unas semanas, el Inegi dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2020, de la cual se desprenden que de 2018 a 2020, hubo una disminución del 5.8% en los ingresos trimestrales de los hogares mexicanos. Esta baja en las precepciones se debe en gran medida a la pérdida de fuentes de trabajo en el país.

Un efecto colateral de la baja en los ingresos es la disminución en los gastos corrientes de las familias. Según el Inegi, se redujo el gasto en educación, esparcimiento, vestido y calzado, así como en transporte y comunicaciones, sin embargo, hubo un aumento del 40.5% en el rubro de salud. Esto genera un círculo catastrófico: falta de ingresos, cierre de establecimientos, desempleo, pobreza.

Desafortunadamente, el gobierno de López Obrador prefiere tirar los recursos públicos en consultas absurdas como la del fin de semana pasado. Prioriza el circo mediático antes que la inversión en empleos, antes que incentivar a los sectores productivos del país o de mantener a salvo a la población comprando más vacunas.

La 4T se ha ensañado con los pobres de México. Hay un incremento lacerante de personas en situación de pobreza. Cada día se vulneran más sus derechos y cada día sufren más abandono por parte de las instituciones. Urge que el gobierno reconozca sus errores y empiece a trabajar para cambiar la estrategia.

 

Senadora de la República

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios