Dos años y nada qué celebrar

Kenia López Rabadán

Desde la elección de julio de 2018, en la que resultó electo el actual Presidente López Obrador, se generaron muchas expectativas sobre la construcción de un México más próspero. La realidad es que después de dieciocho meses en el gobierno, los mexicanos no perciben una mejoría en sus vidas, sino todo lo contrario.

Hoy los tres temas que más preocupan a los mexicanos son la falta de empleos, la inseguridad y la crisis sanitaria debido a la pandemia. Y justamente, son los tres temas que han resultado más perjudicados por la falta de buenas políticas públicas del ejecutivo federal. Veamos cómo vamos en cada uno:

1.Economía: El Inegi informó que durante el primer cuatrimestre de este año, se han perdido 2 millones de empleos formales y 10 millones de empleos informales, dejando a 12 millones de personas sin un ingreso económico. Y si a ello, le sumamos los pronósticos de contracción económica que han señalado el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la OCDE, la situación que se vislumbra no es nada alentadora. Sin embargo, el Presidente de la República sigue sin apoyar a las personas con un ingreso básico así como tampoco apoya a los sectores productivos del país e incluso, ha ocasionado que nuestro país salga del listado de las 25 naciones más seguras para invertir.

2.Inseguridad: El gobierno mismo ha informado que de enero a mayo de este año, se han cometido 14,631 homicidios dolosos y 385 feminicidios. Las 53 mil 628 víctimas de homicidio durante los dieciocho meses de gobierno de López Obrador, pronostican que será uno de los sexenios más violentos si no se cambia la estrategia de combate a la inseguridad. Los abrazos lo único que han ocasionado es que los grupos delincuenciales se fortalezcan y puedan realizar atentados contra altos funcionarios de seguridad.

3.Salud. Por último, en cuanto a la crisis sanitaria que se vive debido a la pandemia por el coronavirus, las cifras no son más alentadoras. En nuestro país se han registrado más de 231 mil contagios y más de 28 mil defunciones, superando incluso a países como España en el número de muertes. Cuando el país esperaba a un estadista, no lo tuvo, mientras vimos a Justin Trudeau o a Emmanuel Macron con cubrebocas, López Obrador jamás ha usado uno, ocasionando confusión entre la población sobre las medidas de protección. No sólo fue el tuit tan desafortunado de la esposa del Presidente lo que echó a perder el festejo del segundo aniversario, sino la suma de malas decisiones a lo largo de estos dieciocho meses de gobierno y a dos años de la elección presidencial, en las que la crisis económica, de inseguridad y la falta de protección a la salud, no han sido atendidas con la prioridad que merecen. Por ello, es claro: dos años y nada que celebrar.

 

Senadora de la República

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios