Una vez más el Presidente de la República arremetió y estigmatizó desde su palestra mañanera. Esta semana lo hizo contra la organización Artículo 19, como consecuencia del “Informe Nacional 2020 sobre prácticas de derechos humanos” emitido por el Departamento de Estado de EUA. Este informe se realiza anualmente para dar seguimiento a los países que reciben asistencia y son integrantes de la ONU, quienes tienen el compromiso —desde mediados del siglo pasado— de respetar, proteger, promover y difundir una cultura basada en los derechos humanos.

Artículo 19 es una organización internacional, independiente y apartidista que promueve y defiende el avance progresivo de dos derechos fundamentales: la libertad de expresión y el acceso a la información. Tomaron su nombre de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Dada su naturaleza, Artículo 19 tiene la tarea de exigir el derecho a la difusión de la información y opiniones en los distintos medios de comunicación. Por ello, realizó un seguimiento puntual sobre la situación que se vive al interior de Notimex. En ese sentido, el Departamento de Estado de EUA destacó en su informe 2020 que “Sanjuana Martínez Montemayor, directora de Notimex, la agencia de noticias del gobierno, ordenó a los periodistas eliminar o no publicar contenido sobre ciertas instituciones y funcionarios gubernamentales”.

Estos señalamientos fueron reculados desde el Ejecutivo Federal, quien estigmatizó a la organización afirmando que “Artículo 19 está apoyado por el extranjero; pero además, toda la gente que tiene que ver con Artículo 19 pertenece al movimiento conservador que está en contra nuestra”, sin embargo, esta organización ha denunciado a través de su historia, a distintos gobiernos -de todo el mundo-, que no garantizan el derecho a la libre expresión y el acceso a la información.

Por ello, vale la pena revisar el comunicado emitido por la Directora Ejecutiva de Artículo 19, Quinn Mckew, quien señaló que “México se mantiene como uno de los países más peligrosos para ser periodista. No permitiremos que estos ataques nos distraigan de realizar nuestra labor, la cual es la defensa y protección de los derechos de los periodistas y personas defensoras de derechos humanos que son objeto de ataque frecuentemente por parte de autoridades y fuentes gubernamentales”.

La realidad es que en nuestro país la situación que viven los periodistas es grave. En los últimos años, se ha registrado un incremento lacerante. En 2019 y 2020 se contabilizaron 37 asesinatos de periodistas. La labor que los informadores realizan es primordial para cualquier Estado democrático, ya que los derechos de información, expresión y de prensa son fundamentales para lograr una sociedad con plena libertad.

Sin duda, el mensaje del primer mandatario es lamentable. La ofensa, la denostación y la estigmatización hacia el periodismo y hacia los derechos que tienen las organizaciones como Artículo 19, generan que desde el propio aparato gubernamental se violente y agreda a quienes realizan una labor periodística y de información. Esto debe parar.

 

Senadora de la República.
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios