Abanico de créditos

Julio César Briseño Cruz

Cuando los empresarios necesitan un crédito, los informes financieros transparentes, la auditoría imparcial y los tribunales efectivos permiten detectar la solvencia y capacidad de pago del acreedor. En muchas economías emergentes, donde tales apoyos no existen, la comunidad juega un papel importante en el acceso al préstamo.

Cuando se carece de muchas instituciones de mercado que rigen las finanzas, la comunidad juega un papel importante en el acceso al crédito, ya que proporciona información y alguna medida de seguro contra el incumplimiento.

Dado que muchos detallistas en países en vías de desarrollo dependen del crédito comercial de los mayoristas, se analizan las decisiones comerciales y crediticias, incluidos los términos, respuestas a los incumplimientos, información recopilada por los prestamistas y características del vínculo, así como la duración de la relación para determinar las políticas no escritas del crédito.

También se registran el género, edad, educación, años de operación y otra información demográfica. ¿El resultado? existe un mecanismo de reciprocidad indirecta que explica la cooperación entre mayoristas y minoristas de la misma comunidad.

El crédito comercial se usa ampliamente. Casi tres cuartas partes de todos los enlaces comerciales implicaron extender o aceptar alguna cantidad de préstamos. Cuando no se ofrecían o recibían dichos préstamos, había razones comunes, como la falta de pago anterior, la distancia entre el mayorista y la tienda de un minorista, falta de confianza, política de no dar crédito a nadie las visitas poco frecuentes a la tienda del mayorista.

En sí, la comunidad juega un papel importante en la decisión de ofrecer o no crédito, y cuánto. Los mayoristas tienen 12% más de probabilidades de proporcionar crédito comercial a los minoristas de su propia comunidad y les otorgan 8% más de crédito. Los mayoristas también tienen 14% menos de probabilidades de experimentar incumplimientos de los minoristas de la misma comunidad.

En áreas que carecen de sistemas formales de presentación de informes y resolución, un mecanismo de reciprocidad indirecto impulsado por la comunidad puede completar y permitir el acceso al crédito. Sin embargo, existe un abanico muy amplio de créditos.

Por ejemplo, un crédito simple es aquel que puedes obtener de una financiera popular, banco, o plataformas de crowdfunding, enfocado a ser pagado a largo plazo. Los créditos simples pueden ser de 24 meses hasta 7 u 8 años, la gran mayoría de los créditos que otorgo son sin garantía hipotecaria. Las tasas son de 7 al 30% Anual. También se conocen como crédito pyme.

El crédito revolvente, en cambio, funciona como "factoraje", tarjetas de crédito o una línea que genera revolvencia. La usan mucho las empresas que generan mucho inventario y tiene que renovarlo. También se usa para proyectos a corto plazo. Este tipo de crédito son de 30, 60, 90 y 120 días. En algunos casos son para créditos de 180 días. Es un crédito que no genera intereses si no se usa, puede servir para eventos e imprevistos.

El factoraje, en cambio, es un crédito revolvente de corto plazo a 30, 60, 90 o 120 días donde se anticipa un porcentaje pactado de una factura y se paga en el plazo convenido. La garantía son los derechos de cobro de la factura.Es un anticipo que no paga intereses si no se usa. Sirve mucho para pago o anticipos de proyectos y son muy rápidos.

El arrendamiento, por otra parte, es una renta de un bien maquinaria y equipo pesado, que se renta su uso dentro de un plazo. 12, 24, 36 o 48 meses. Se paga muy poco de arranque y se paga muy poco de valor residual o pago final por si se desea quedarse con el bien. Es un crédito muy ágil cuyo bien en garantía es el bien arrendado.

Los bienes a arrendar son generalmente vehículos y maquinaria pesada, o maquinaria amarilla. Se puede renovar o no renovar el bien, y sirve como perfecta estrategia o aliado comercial.

CEO de Cénit, consultoría empresarial y banca de desarrollo.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios