Nuevo huésped del infierno

Se encuentra usted aquí

Nuevo huésped del infierno

10/01/2020
03:14
-A +A

Mientras muchos cruzaban los dedos para no encontrarse con el niño de la rosca de reyes, otros como Paco Gruexxo, singular personaje del rock mexicano, enfilaba su camino rumbo a los calores del infierno; en el cielo ya estaba boletinado por culpa del rock mexicano, donde le tocó ejercer con prepotencia su autoridad como cantante y promotor, pintor, dibujante y todólogo. 

Del Gruexxo se ufanan de haber escrito sobre sus andanzas desde ilustres desconocidos hasta Carlos Monsivais (cuando visitó el Salón Chicago, prestigiando hoyo fonki de Peralvillo, en calidad de cronista), o Juan Villoro (en singular episodio cuando tocó The Police, en el Hotel de la ciudad de México) y Víctor Roura, cuando acusó de recibo la amenaza de muerte del Gruexxo, sobre su cabeza. 

Otros más hablan de Paco, según les fue en la feria de vanidades, exageraciones y descalabros del rock nacional cuando se enfrentaron a su figura intimidante de linebacker de Tlatelolco. Algunos, incluso políticos, en calidad de testigos protegidos, pueden dar fe de cómo madreaba a sus enemigos, e incluso a los músicos de una de sus bandas, como Árbol. 

Su parte tlatelolca: el Antonio Caso, hoyo dominical, donde tocaban desde incipientes bandas hasta el Three souls in my mind, está documentada en un gran reportaje del rock hoyero aparecido y premiado hace más de 20 años en la revista Playboy, en donde el roquero flota entre los buenos y lo malos del rock nacional, según el mismo.

Historias de dimes y diretes, subidas repentinas del infierno al cielo (luego de haber subido sangrante del foso del teatro de los Insurgentes) y costales de dinero que tenían que contar algunos grupos antes de subirse a la improvisada tarima del Antonio Caso, eran las historias de fin de semana del Gruexxo en su feudo. 

Sin embargo, quién mejor sino el mismo Paco, entrevistado para la cápsula 124 de Buscando el rock mexicano de Ricardo Rico (en julio de 2016) que cuenta entre remembranzas, verdades a medias y afirmaciones incompletas del personaje que habría que llevar a juicio. El cómo nació, creció y se desarrolló en el entorno del rock nacional y todos los grupos en los que tocó y la gente con que acabó relacionado, como los Hermanos Castro, viene ahí. 

En las buenas y en las malas pasan lista de presentes Tony Méndez (el de Rockotitlán), músicos, políticos de medio y alto pelo (Delfín Sánchez Juárez, Ramón Aguirre, Enrique Jackson), productores como Waldo Tena; lugares de acción hoyera, revistas como Conecte y Sonido. Nostalgias como Estrellas Infantiles Toficos, con Janet Arceo. 

Un paro respiratorio acabó con la vida del Pacorro. Descanse en paz (cosa que se duda), el Gruexxo. 

[email protected]