La próxima elección será igual

José Rubinstein

Dos temas aparentemente aislados, la iniciada aplicación de las vacunas y el proceso electoral que culminará el próximo 6 de junio, se relacionarán entre sí, al grado de que el resultado de la campaña de vacunación afectará la tendencia de las elecciones.

El gobierno determinó asumir la responsabilidad absoluta en la procuración y aplicación de la vacuna, prescindiendo de la asistencia de la iniciativa privada, por lo que al concluir en tiempo y forma esta complicada tarea, será mérito o desatino del régimen. Hasta la fecha se han adquirido 232 millones de dosis de vacunas de tutti frutti para ser aplicadas a 116 millones de mexicanos, persistiendo la posibilidad de que la segunda dosis recibida sea de distinta procedencia a la primera, lo cual, de acuerdo al galimatías verbal expuesto por el embrollado Dr. López Gatell, ésta no conlleva riesgo, aunque lo más seguro es que quién sabe.

Morena estableció la alianza legislativa Juntos Haremos Historia –con el PT y el PES-, en tanto que los opositores PAN, PRI y PRD -¿Ahora comparten ideales?- integraron la alianza Va por México. Estarán en juego 15 gubernaturas, de las cuales Morena podría arrebatarle 9 a la oposición. Serán 448 diputados federales quienes intentarán reelegirse, prevaleciendo entre los aspirantes a una curul, dinosaurios, cuates, compadres, artistas y juniors, o sea, más de lo mismo. ¿Qué impulsa a la partidocracia a creer que reciclados cartuchos quemados darán mejor resultado que otros nuevos y modernos? La ensoberbecida alianza en el poder se siente segura –como Radio 6.20- de que llegó para quedarse-, en tanto que la alianza opositora descaradamente renuncia a sus propios ideales mezclando agua y aceite con el único fin de reinstalarse en el nostálgico poder. Movimiento Ciudadano optó porque más vale ir solo que mal acompañado, apoyándose en sus contadas cartas fuertes, buscando atraer a sobresalientes figuras de distintos ámbitos. El Partido Verde y el PT seguirán explotando al sistema, adhiriéndose al mejor postor. Redes Sociales Progresistas y el PES son meras franquicias con nombre y apellido.

Resaltan ciertas polémicas candidaturas como la de la militante priista por más de dos décadas Clara Luz Flores, postulada a gobernar Nuevo León por Morena. Cristóbal Arias, meritorio y esperado candidato a gobernar Michoacán por Morena fue repentinamente relevado por Raúl Morón. Margarita Zavala, desertora del PAN y presidente del rechazado México Libre, va para diputada del ¡PAN!

Mención especial merece el cuestionado senador con licencia Félix Salgado Macedonio, candidato postulado por Morena para gobernador de Guerrero. Salgado es un reiterado protagonista de sonados escándalos , ex presidente municipal de Acapulco, donde dejó mucho que desear en materia de seguridad, individuo que ha acumulado al menos cuatro denuncias formales por violar a indefensas mujeres, cuyos lastimosos testimonios debieran alarmar a la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena, misma que recibió a Salgado y tardíamente, en un par de semanas más, pronunciará su dictamen al respecto, siendo que Salgado Macedonio, a pesar de los pesares, fue ya registrado por Morena como su candidato a la gubernatura de Guerrero. De imponerse el respaldo oficial a dicha candidatura, quedan dos posibles alternativas: que el pueblo sabio se incline por otro candidato y Salgado sea derrotado en las urnas, o que Salgado sea electo como futuro gobernador, lo que vendría siendo la “Crónica de un turbulento sexenio”.

Por lo visto, la próxima elección, aunque se dice que ya no es igual, ¡será igual!

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios