La palabra presidencial

José Rubinstein

La crítica es parte inherente de toda democracia, sin embargo, en México hemos incurrido en una perversa dinámica de crítica sin tregua, hacia el gobierno y desde el gobierno. De allí la enorme responsabilidad de la palabra presidencial.

Se difundió el video de un avión de Volaris a punto de aterrizar en la pista 5 el pasado sábado en el AICM, luego de haber recibido el visto bueno de la torre de control, cuando gracias a los reflejos del piloto, a punto de provocar una colisión con otro avión de la misma línea aérea que ocupaba dicha pista, éste logró elevar el vuelo. Entonces se desataron una serie de evidencias referentes a la crisis laboral y técnica imperantes entre los controladores aéreos del país. Las “idas al aire”-cuando la aeronave tiene que elevarse antes de tocar pista- en el AICM a partir del rediseño del espacio aéreo activado por la incorporación del AIFA, prácticamente se duplicaron hasta 6 por cada mil operaciones -el doble que el nivel mundial-, padeciendo además un déficit de 300 controladores aéreos, fallas en equipos de comunicación y radares, abusos de mandos hacia controladores de vuelo y quejas por las largas jornadas de trabajo.

Obviamente, enfrentamos una alarma seria, una colisión entre 2 aviones en nuestro espacio aéreo por negligencia e incapacidad de los controladores responsables -más bien irresponsables- sería el acabose. Sin embargo, la postura de AMLO al respecto ha sido no revisar el rediseño aéreo en la zona del Valle de México, ya que “no hay ningún problema de rediseño, eso lo inventaron nuestros adversarios y la prensa conservadora, es que todo lo cuestionan, aunque caigan en el ridículo. Pero no sé qué les pasa, deberían de serenarse...Por la cancelación del proyecto en Texcoco quedaron enojadísimos y ahora vuelven con lo del rediseño del espacio aéreo. ¿Qué les mando a decir?, con todo respeto, pues que se vayan con su cuento a otro lado".

Otro revelador episodio de la trascendencia de la palabra presidencial ha sido la gira de AMLO por Centroamérica, principalmente Cuba, donde nuestro primer mandatario insistió en que Estados Unidos debe poner fin al bloqueo a la isla, afirmando que se trata de prácticas medievales - ¿Y la No Intervención? -. Incluso en la mañanera de antier AMLO agregó que “se debería declarar a ese pueblo, a esa isla, por su arrogancia a sentirse libre, como patrimonio de la humanidad. Es una resistencia heroica”. Enfático, López Obrador insistió en que tanto Cuba como Venezuela y Nicaragua -dictaduras con dirigentes inamovibles- deben ser incluidos en la próxima Cumbre de las Américas, a celebrarse el próximo junio en Los Ángeles, Calif. Ya en México, el presidente anticipó que de no estar convocados todos los países de la región, él no asistirá al evento –los presidentes de Bolivia, Argentina y Honduras muy probablemente le harán segunda a AMLO- Igualmente, López Obrador acordó contratar a más de 500 médicos cubanos para atender el déficit de personal de salud. "No tenemos los médicos que necesitamos en nuestro país”- Médicos de asociaciones y colegios diversos se oponen aduciendo que en México SÍ hay médicos suficientes con capacidad avalada-.La palabra presidencial contiene la enorme responsabilidad de incorporar la de los ciudadanos que representa.

 Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, planes para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios