Informe de los otros datos

José Rubinstein

La convulsionada primera parte del mandato de seis años para el cual fue electo Andrés Manuel López Obrador —sin requerir revocación ni ratificación— inició con una muestra de la férrea determinación presidencial por “transformar a México”: Cancelar la avanzada construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, supliéndolo por el nuevo aeropuerto Felipe Ángeles en la Base Aérea de Santa Lucía.
     
El estilo personal de gobernar de AMLO, radicalmente distinto al de sus distantes y protocolarios antecesores, le ha permitido establecer una comunicación abierta y directa con la gente a través de su cotidiana presencia mañanera, manteniendo su alto grado de aceptación a pesar de sus controvertidas decisiones y provocaciones verbales expresadas a lo largo del trienio.
     
En el mensaje triunfal  de antier en la repleta plaza del Zócalo capitalino, López Obrador, sintiéndose a sus anchas, alardeó los logros de su gestión, mostrando la cara soleada de la moneda y de paso dándole un zape a los neoliberales en cada oportunidad. Inició la arenga con la alusión a que estamos de pie a pesar de la pandemia —salvo los más de medio millón de fallecidos por Covid—. AMLO agradeció el apoyo del pueblo que nos sacó adelante, satisfecho de corresponder con apoyos económicos mediante  distintos programas sociales, anunciando próximos aumentos en las diversas percepciones. Se refirió el Ejecutivo al desafío que ha significado el garantizar la salud  pública, antes políticos corruptos del viejo régimen vendían medicinas adulteradas, además de que la plantilla médica y los planteles para estudiar medicina y enfermería  eran insuficientes. En enero próximo se lanzará un nuevo plan de distribución de medicinas apoyado por las fuerzas armadas. Anunció el presidente que para final del sexenio cualquier persona podrá ser atendida por médicos especialistas y medicamentos gratuitos, “la salud es derecho del pueblo”. En el “nuevo Conacyt” tendremos más investigación  y científicos, lanzando en 2022 la vacuna “Patria”. El sector energético dejará de comprar gasolina y diesel en el extranjero, se refinarán 1 millón 880 mil barriles de petróleo diarios, seremos autosuficientes y no exportaremos petróleo crudo. El Congreso aprobará la iniciativa de ley mediante la cual vamos a recuperar la industria eléctrica nacional que perversamente trataron  de dejar en manos privadas los corruptos neoliberales. El sector industrial está en plena recuperación, la inversión extranjera boyante, somos el principal socio comercial de Estados Unidos, las remesas del presente año de migrantes ascenderán a 50 mil millones de dólares, la economía crecerá en 2021 al 6% del PIB, el peso no se ha devaluado, el salario mínimo el próximo año se incrementará 22%, la luz no ha subido, la Bolsa Mexicana de Valores ha crecido 19%, la inflación se mantiene en 7% —igual que en EU—, el gas algo ha subido pero se toman medidas al respecto, las reservas de Banxico están en 199 mil 310 millones de dólares, 15% arriba, se recuperaron 1 millón 395 mil empleos con 320 mil adicionales, 20 millones 933 mil trabajadores están afiliados al IMSS con 13 mil pesos mensuales de ingreso promedio. “Que se vayan al carajo con ese cuento de que la riqueza gotea de arriba para abajo”.
 
Aquí concluye el informe de “los otros datos”.
 

Analista.
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios