Se encuentra usted aquí

Plan Maestro del Metro 20-50 (Parte 2)

19/08/2019
01:55
-A +A

Informes de la Dirección del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro sobre fallas continuas en el servicio de éste confirman que alrededor de 100 trenes están fuera de operación por mantenimiento y falta de refacciones. Se reportan aproximadamente 23 mil averías por año y para sostener el servicio, el área de mantenimiento practica canibalismo de refacciones de equipo parado.

Del total de 384 trenes, la mayoría han rebasado su vida útil, que es de 30 años de servicio, hay trenes que siguen operando desde la inauguración de la primera línea de Metro hace 49 años. El mal estado del equipo, sumado a la obsolescencia tecnológica, ha reducido dramáticamente la fiabilidad y seguridad de la operación. Esta situación se ha agravado en los últimos años, debido a la falta de atención por parte de las autoridades, tanto del STC Metro como de la Secretaría de Movilidad.

El fondo del problema es muy simple: el Metro no tiene recursos. Desde hace más de 20 años insistimos en la necesidad de enfrentar la situación de quiebra del Metro, provocada por un presupuesto anual raquítico, que no cubre las necesidades más elementales de este complejo sistema.

Hace poco, un grupo de viejos amigos nos reunimos a comer en el Centro y al salir tomamos el Metro para regresar a nuestras oficinas. Todos, mayores de 60 años (incluyéndome), presentaron su credencial del Inapam para pasar gratuitamente, excepto un servidor. Yo pagué con mi tarjeta del Metro y les reclamé si no les daba vergüenza no pagar la exigua tarifa de cinco pesos; todos me contestaron, con razón, que estaban en su derecho.

El Metro está en “quiebra técnica” por un mal enfoque del subsidio, debido a que el Gobierno no le cubre al organismo el monto equivalente a éste. Por el principio elemental de subsidiaridad hay que apoyar a quienes no cuentan con ingresos suficientes, pero no a todos indiscriminadamente. Gradualmente se deberán incorporar esquemas de descuentos a través de las tarjetas de usuarios para que el subsidio llegue realmente a quien lo requiera.

De acuerdo con la información con que contamos, el costo de operación del Metro por viaje por persona está en en 18 pesos. Esto significa que el subsidio es superior a 70% sobre el costo real de operación, sin contar el número de pasajeros que están exentos del pago. Si el Metro da servicio diario a 5.5 millones de usuarios y el subsidio es de 13 pesos por viaje, entonces sólo por este concepto el STC Metro debería recibir por parte de la Secretaría de Finanzas cerca de 26 mil millones de pesos al año y, adicionalmente, el monto equivalente de los pasajeros que no pagan boleto, lo cual evidentemente no sucede.

El Metro está asfixiado por falta de recursos y por esa razón el mantenimiento ha bajado a niveles críticos. Al disminuir el número de tres en operación, la frecuencia de paso en las estaciones se alarga peligrosamente, saturando los andenes y poniendo en riesgo a los usuarios. Lo más grave de todo esto es que se han abandonado todos los planes de desarrollo; no hay proyectos en puerta para nuevas líneas ni para completar las inconclusas.

Es fundamental que el Gobierno de la Ciudad y el federal estudien el manejo del subsidio en el Metro. Es un gran avance contar con la tarjeta de prepago y con ella se puede dirigir el subsidio a quienes realmente lo necesitan; además, ésta contribuye a promover la formalidad fiscal.

El manejo justo del subsidio incrementará los ingresos del Metro y en paralelo los gobiernos de la Ciudad y federal deberán contribuir para sustentar los costos reales de operación, así como los esquemas de financiamiento necesarios para retomar los programas de crecimiento y fortalecimiento del Metro.

Proponemos retomar el Plan Maestro del Metro con visión metropolitana y de largo plazo a 2050. Asimismo, que se considere de inmediato en los presupuestos de 2020, tanto de la Ciudad como de la Federación, para hacer de este medio de comunicación el sistema troncal de transporte público en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM), basado en el STC, trenes ligeros y trenes suburbanos.
 

@JL_Luege

Impulsor de una visión metropolitana para la Ciudad de México. Ingeniero Químico-Metalúrgico por la UNAM. Laboró durante 14 años en el sector privado en el ramo siderúrgico. Diputado Federal en la...