Sputnik: extraño pasajero

José Felipe Coria

El cine ruso comercial es de segunda. Al público le parece la sucursal en el infierno de productos sub-hollywoodenses, de terror o ciencia ficción, mejor hechos en otras latitudes. Aquí, sus ejemplos destacados (es un decir), se estrenan en copias dobladas al español que suenan de pena; confirman su ínfima calidad. 

Hay que reconocer, precisamente por eso, el más que interesante logro de "Sputnik: extraño pasajero" (2020), filme debut de Egor Abramenko. Sobre la misma premisa de "Alien: el octavo pasajero" (1979) y "La cosa del otro mundo" (1982), Abramenko hace algo novedoso. 

sputnik_2.jpg
Foto: Especial

En "Alien" el drama era impedir la llegada del "extraño pasajero" a la Tierra. En "Sputnik", esto sucede; es parecido a "La cosa". Así que el tema es cómo enfrenta dicha amenaza la desconcertante siquiatra Tatyana (Oksana Akinshina, sensacional en cada expresión suya que suple la falta de efectos especiales con actuación que expresa tanto horror como miedo), ante la presión del militar burócrata Semiradov (Fedor Bondarchuck). Quien encarna las rigideces soviéticas previas a Gorbachov y su perestroika, tiempo en el que, como punto a su favor, se ambienta la cinta; necesita una solución, no tanto saber cómo ayudar al cosmonauta Konstantin (Pyotr Fyodorov). 

sputnik_3.jpg
Foto: Especial

La duda es qué hacer con el "huésped" que Konstantin tiene en el cuerpo. ¿Es una amenaza? ¿Qué decisión tomar? ¿Una irreversible tipo "Alien" o "La cosa"? ¿Hay otra, más creativa?  

Las dudas, por supuesto basadas en las películas aludidas, sirven para profundizar el tema y no para hacer un barato homenaje. Abramenko resuelve con gran ingenio; como tuvo casi nulo presupuesto, maneja elementos visuales característicos del cine serie B (o serie Z) años 1980. El resultado es un intenso filme de terror psicológico, donde importan más las reacciones que las acciones. 

sputnik-aliem.jpg
Foto: Especial

Ante la ausencia de taquillazos y películas acontecimiento en cartelera, se agradece que esta cinta utilice con economía ejemplar elementos conocidos por el espectador, y los presente con fortuna e inspiración. Una satisfactoria producción, entretenida, bien hecha.  

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios