La increíble (y singular) historia de Copperfield

José Felipe Coria

La cinta de Armando Iannucci sigue la regla de provocar al espectador a partir de la farsa

El director italo-escocés Armando Iannucci busca lo singular en los temas que toca. Para su cuarto filme, La increíble historia de David Copperfield (2019), aplica el estilo de farsa que le funcionó en La muerte de Stalin (2017).
 
Este último se basó en un cómic; su Copperfield relee la venerada novela de Charles Dickens. 

Publicada como folletín por entregas en 1849, tiene incontables cintas y teleseries desde 1911. Eso sí, nunca como sátira social. 

A la autobiografía, donde el ingenuo e imaginativo escritor en ciernes David (Dev Patel) se abre paso tanto en la riqueza como en la pobreza, Iannucci hace un cambio sustancial. 

El reparto es multirracial; crea la primera versión mestiza de la obra, y reinterpreta su estilo folletinesco para aligerar, por ejemplo, la maldad del patético villano Uriah Heep (Ben Wishaw). 

La lectura que hace del original es arriesgada. Acentúa lo melodramático. Sin su tinte trágico. Pero lo mide muy precisamente. El resultado es desconcertante, aunque atractivo para el siglo XXI. 

De esta manera, las escenas de David con su tía Betsey (Tilda Swinton) y el señor Dick (Hugh Laurie), son cómicamente exageradas.

Compensan el fingido sentimentalismo con Agnes (Rosalind Eleazar) y Dora (Morfydd Clark), quien, a su vez, interpreta a Clara, madre de David. Es así que Iannucci hace un intrincado juego de espejos sobre las razones que David tiene para enamorarse. Situaciones parecidas las resuelve con sofisticada ironía. 

Por su parte, el fotógrafo Zac Nicholson hace un notable ejercicio visual entre teatral y circense. 

Porque llevar a buen fin una farsa de esta calidad es como caminar sobre una cuerda floja sin red de protección. 

A pesar de la circunstancia actual (pandemia, estreno incierto, reciclamiento en línea), Iannucci logra una extraordinaria producción; coló a su protagonista, nominado como mejor actor de comedia, a los Globos de Oro 2021. Una pequeña victoria para un filme que merecía más.

esp_copperfield-swinton-.jpg
El protagonista quedó nominado a los Globos de Oro 2021. Foto: FILMNATION ENTERTAINMENT.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios