En busca del autor de un libro rechazado

José Felipe Coria

"El misterio del sr. Pick" es una mezcla de película de misterio con comedia de enredos

El cine francés tiene buena presencia en nuestra cartelera. Sus constantes estrenos han formado un público regular. El éxito está en la selección de títulos, por lo general refrescantes. En el reinicio de actividades cinematográficas estuvo Retrato de una mujer en llamas (2019) que, utilizando el simbolismo de una pintura que representaba la inmovilidad como obligación, era una reflexión extraordinaria en torno al destino femenino.

Toca el turno a El misterio del sr. Pick (2019), sexto filme de Rémi Bezançon, por él escrito y Vanessa Portal, basándose en la novela de David Foenkinos. Es una mezcla de película de misterio con comedia de enredos; de notable concisión y agilidad de trazo, permite a cualquier espectador pasar un entretenido momento tratando de descifrar el enigma que plantea.

misterio_116760253.jpg
Bezançon, el director del filme, hace atractivo este ingenioso misterio. Foto: MANDARIN FILMS

 

La joven editora Daphné (Alice Issaz) descubre un manuscrito, Las últimas horas de una historia de amor, que se convierte en éxito de ventas y declaran obra maestra. El giro inquietante es que el autor, Henri Pick, fue un modesto pizzero pueblerino al que su viuda nunca vio leer ni escribir libro alguno.

Esto despierta las sospechas del popular crítico literario Jean-Michel (Fabrice Luchini), quien brutalmente, por medio de una inesperada humillación pública, quiere revelar lo que considera la farsa de una familia y una editorial sin escrúpulos.

El humillado es él. Vuelto patético cruzado de la verdad, a bordo de su bicicleta, quiere descifrar el secreto de un libro y un autor que tal vez no existieron. Tendrá de inesperada aliada, aunque por otras razones, a Joséphine (Camille Cottin), la hija de Pick, en una singular pesquisa literaria.

misterio_116760258.jpg
Una joven editora descubre un manuscrito. Foto: MANDARIN FILMS

 

La forma en que Bezançon construye la historia y sus sorprendentes giros es agradable. Se trata de un entretenimiento adulto bien hecho; armado con personajes que encarnan la idea sobre dónde reside la originalidad artística, su punto de partida es si sería posible que un modesto cocinero, quien nomás escribió la lista del mandado, crearía una obra inmortal.

La duda se mantiene hasta el final.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios