El retroceso de la Corte

José Antonio Crespo

La mayoría de la Corte decidió vulnerar uno de los principios esenciales del Estado de Derecho; la aplicación de la ley no debe ni puede estar supeditada a la voluntad popular, sino que debe seguir los procedimientos establecidos. Si como ha dicho el presidente Arturo Záldivar, debe prevalecer el derecho ciudadano a participar en las decisiones por encima de las restricciones de la Constitución, puede haber consultas vinculantes en temas de presupuesto, impuestos, resultados electorales y derechos humanos de minorías. 

Todo un retroceso que llevará tiempo recuperar. El último contrapeso que quedaba, la Corte, ha cedido a la intimidación del presidente. Los leales ciegos no sólo prevalecen en el Gobierno y en el Congreso, sino ya también en la Suprema Corte, que ha quedado en calidad de teatro guiñol. A este paso regresaremos al siglo XIX, que tanto entusiasma a Amlo.

Lee más: SCJN declara constitucional la consulta popular para enjuiciar a expresidentes 

Comentarios