Heroico Colegio Militar: por el honor de México

Jorge Nuño Jiménez

El 14 de septiembre pasado fue día memorable por la celebración de una emotiva ceremonia en el Heroico Colegio Militar, yunque forjador de hombres libres, siervos de la nación, cuya inspiración es el honor de México. Se pasó lista de honor a los héroes de 1847 y 1914.

La ceremonia fue encabezada por el Gral. Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional, arropado por distinguidas personalidades como: la senadora Olga Sánchez Cordero, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX, el almirante José Ojeda Durán, secretario de Marina, y la presencia de funcionarios militares y navales.

Muy destacado y emotivo fue el discurso a cargo del señor Gral. Agustín Radilla Suastegui, subsecretario de la Defensa Nacional, habló de frente como buen soldado de la República, recordó la génesis de esta heroica institución, cuyos hijos vuelan de sus nidos para prestar servicios a la patria, a las instituciones nacionales, al orden constitucional y lealtad inquebrantable al Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, el Presidente de la República.

Resaltó las distintas sedes, que ha tenido esa epónima institución, en 1823 en Perote, Veracruz, siguiendo el Castillo de Chapultepec (lugar donde dejó lecciones imborrables), con épica sordina a una patria impecable y diamantina, que navega por olas civiles, con remos que no pesan como el correo Chuan.

Posteriormente señaló su sede en el edificio de Popotla hasta 1976.

La nostalgia del pasado invadió la memoria de quienes tuvimos el alto honor de estar presentes en aquella memorable fecha el 13 de septiembre de 1976, cuando el entonces presidente de la República, Lic. Luis Echeverría Álvarez cumplía con una promesa y justa demanda: tener casa propia y no vivir en casa prestada.

Finalmente, la instalación en el imponente edificio de Tlalpan, que forja como siempre a los futuros oficiales y jefes del Ejército, al lado de otra de no menos Heroica Institución, la Heroica Escuela Naval Militar, cuyos egresados salvaguardan la soberanía de los mares, especialmente la Zona Económica Exclusiva (ZEE), es como otro país, marítimo y oceánico, 3.5 millones de kilómetros cuadrados.  

Este nuevo nido cumplió 45 años este 13 de septiembre, debidamente modernizado.

Hoy contemplamos con especial orgullo este templo del “deber y del honor”, donde participan destacadamente nuestras valientes mujeres, con especial orgullo.

Honor a quien honor merece: al Gral. Secretario de la Defensa Nacional por su atinada disposición de remodelar este edificio, de cuyo nido volaran los aguiluchos a cumplir con su deber en diferentes destinos de la República.

Del río Bravo al Suchiate, México se siente salvaguardado por sus leales y esforzadas Fuerzas Armadas egresadas de este Heroico Colegio Militar y de la Escuela Naval Militar, celosos centinelas, vigilantes de la soberanía, quienes han escrito con sangre la historia de dignidad y heroísmo en momentos de peligro inspirados en los más altos valores legados por aquel ejército liberal juarista, el ejército constitucionalista y el actual ejército que son los mismos.
 

Internacionalista.
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios