Se encuentra usted aquí

El poderío marítimo mexicano (II)

02/06/2020
01:13
-A +A

Corredor Transístmico de Tehuantepec. Ayer se conmemoró el Día de la Marina en Isla Mujeres, Quintana Roo, con la presencia del ejecutivo federal y almirante secretario de Marina José Rafael Ojeda Durán. Esta fecha fue instituida en 1942 por el presidente Ávila Camacho para homenajear la actividad de la marina mercante y de guerra, inicialmente el 1° de julio se decretó por primera vez en 1917 cuando zarpó del Puerto de Veracruz con destino a Progreso de Yucatán el buque mercante mexicano “Tabasco” con tripulación exclusivamente mexicana con fundamento en el art. 32 de la Constitución Política promulgada el 5 de febrero de ese año.

La lucha por el predominio comercial en América, inicia en el siglo XVI con la Conquista. La bula expedida por el Papa Alejandro VI el 10 de noviembre de 1501, reparte lo que no era de él, otorgando España el monopolio marítimo y comercial del Nuevo Mundo.

Este fue el siglo de oro de España, también de Cervantes, Shakespeare, Rabelais. Se inicia el esplendor del poderío marítimo y rivalidades por la hegemonía mundial entre Carlos V, Felipe II e Isabel de Inglaterra. Será un drama entre empresas aventureras, por la supremacía, y el control de rutas marítimas y comerciales, con sus “adelantados”: Colón, Vespucio, Cortés y su pariente Pizarro. Piratas y corsarios no se quedan atrás: Drake, Hawkins, Walter Raleigh y Morgan, también querían tajada. Parecía una novela de mal gusto.

Hernán Cortés como Capitán General de la Nueva España será el primero en buscar afanosamente una comunicación entre el Océano Pacifico y Atlántico, para establecer el monopolio comercial entre el lejano oriente y sus colonias en América. En esta época se establece la primera ruta comercial entre México y China vía Filipinas, que operó más de 250 años, incrementando enormes riquezas para España y asaltos de corsarios y piratas a los galeones cargados de oro.

Vasco Núñez de Balboa recibe órdenes de Hernán Cortés de explorar la factibilidad de establecer un canal transoceánico. Posteriormente será el gobierno del presidente Benito Juárez el que considere la construcción de un Canal antes que el Canal de Panamá, decidiendo la modernización de los puertos de Veracruz, Salina Cruz, Coatzacoalcos y Mazatlán, estableciendo las primeras escuelas náuticas para preparar las futuras tripulacio

En 1885 el gobierno de Porfirio Díaz, otorga concesión a la empresa de Weetman Pearson, para desarrollar un ferrocarril en el Istmo de Tehuantepec entre Salinas Cruz y Coatzacoalcos inaugurándose en 1907.

Llegando a ejecutar 60 viajes por día, finalmente, este esfuerzo se pierde por la inauguración del Canal de Panamá en agosto de 1914.

Los tiempos de crisis son de cambio y oportunidad. Según estudios en mi poder actualmente el Estado Mexicano impulsa un ambicioso proyecto logístico, Corredor Transístmico de Tehuantepec, de gran importancia estratégica y vital para el desarrollo de la economía. Será el detonador sin duda de nuevos empleos, explotando nichos de mercado por el cruce de mercancías hacia los EU y Europa.

Fueron muchos intentos fallidos a través de la historia. Parece que hoy se hace realidad el viejo sueño mexicano, de establecer una comunicación interoceánica por medio de un corredor multimodal, ideada imaginada por talentosos y brillantes jóvenes técnicos mexicanos preparados en nuestras universidades. Será un puente terrestre entre el Océano Pacifico y el Atlántico materializado por un ferrocarril moderno y rápido, transportará contenedores entre los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz. Parte integrante de este proyecto será la producción de energía eólica, sistemas de distribución de gas natural y un oleoducto por parte de Pemex.

Este será la esperanza, nuevo motor del crecimiento económico para el sur-sureste, de gran importancia económica y social. Parte integral de este es el Tren Maya el cual comunicará zonas turísticas, arqueológicas y ciudades importes del sureste mexicano.

Director general del Centro de Estudios Económicos y Sociales del Tercer Mundo

Jorge Nuño Jiménez
Director general del Centro de Estudios Económicos y Sociales del Tercer Mundo