5 de mayo: un festejo mexicano-americano

Jorge Islas

Festejo que se volvió una tradición muy singular para los 36 millones de mexicanos que vivimos en Estados Unidos de América. El 5 de mayo es una festividad que comúnmente es confundida por los norteamericanos con nuestro día nacional, el 15 de septiembre, fecha en que celebramos el inicio de nuestra independencia nacional, creo que por todo el ruido y movimiento que hacemos para hacernos presentes y para resaltar nuestras aportaciones constantes como migrantes en un país de migrantes.

No recuerdo evento cívico más relevante para nuestra comunidad en los EUA, que el día en que conmemoramos la victoria de la batalla de Puebla ante el ejército francés, en 1862. Lo anterior puede ser atribuible a dos factores principalmente. En primer lugar, porque desde la mitad del siglo pasado, diversos líderes comunitarios promovían este día como parte del orgullo de los migrantes mexicanos, que aportan con su trabajo cotidiano, importantes cantidades de dinero para la economía americana, pero también, una cultura vasta y diversa que abarca todos los géneros.

En segundo lugar, la propia comunidad norteamericana ha hecho este día como suyo al reconocer las expresiones diversas de los migrantes mexicanos a su país, sea por medio de la lengua, música, comida, bebidas, tradiciones y costumbres, como el mismo Día de Muertos al que hasta hace algunos años, únicamente se le ubicaba como Halloween day.

Y es obvio, por qué no reconocer y festejar, con un gesto amable a un número importante de residentes que en algunos años están llamados a ser la primera minoría de los EUA, también porque al día de hoy somos su primer y principal socio comercial, además de vecinos y aliados, integrantes ambos países de unos de los tratados comerciales a nivel mundial, con mayor volumen en bienes, productos y servicios.

En la zona triestatal de Nueva York, los festejos serán múltiples y variados, desde izamientos de bandera en las alcaldías de Nueva Jersey, Nueva York y Connecticut, hasta desfiles, bailables, homenajes al general Zaragoza con la presencia de alumnos mexicano-americanos, que entonarán ambos himnos nacionales, como parte de su pertenencia a dos culturas con las que se sienten identificados.

En esta ocasión y después de varios años que había quedado suspendido, el nuevo alcalde de la ciudad de Nueva York, Erick Adams, nos está invitando a su casa de gobierno, a miembros de la comunidad para festejar con música y comida vegana mexicana, dicha festividad cívica. Buena ocasión para reafirmar nuestra amistad, así como para reconocer las grandes aportaciones que ofrece la comunidad en la Gran Manzana, especialmente, durante la peor parte de la pandemia del Covid en 2020, mediante los llamados front-liners, los trabajadores esenciales, que estuvieron al pie del cañón, para llevar alimentos frescos y calientes, así como diversos paquetes de medicinas o de enseres para la limpieza de las casas.

Que en esta ocasión el festejo deje una lección por aprender. Sería deseable que con el mismo espíritu con el que luchó el general Zaragoza en aquella ocasión, nuestra comunidad mexicana en los EUA hiciera de la unidad una causa común para lograr metas que sean de beneficio colectivo. La historia nos demuestra que somos más y podemos más, cuando hay un sentido de unión, más que de división y enfrentamiento.
 

Cónsul General de México en Nueva York.
@Jorge_IslasLo

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios