El ascenso de McLaren

Jorge García Maldonado

Lo mejor para McLaren es que se viene reagrupando y reconfirmando

El tremendo uno-dos de Daniel Ricciardo y Lando Norris en el pasado Gran Premio de Italia puso de manifiesto el regreso de la escudería de Woking a lo más alto de la escena de la máxima categoría, pisando fuerte para en 2022 dar el asalto al campeonato.

La noche del pasado domingo en Monza tuvo que ser larga, de celebraciones y confirmaciones; Ricciardo no ganaba una carrera desde el GP de Mónaco de 2018 y McLaren no se alzaba con una victoria desde 2012 en Brasil. No sin drama de por medio y con los protagonistas fuera de combate -con el enésimo contacto entre Max Verstappen y Lewis Hamilton- el equipo dirigido por Zac Brown dio una muestra más que está en el camino de reclamar por méritos propios, su lugar como protagonista de la Fórmula 1.

Tal como lo habíamos tocado en febrero de este año con la columna “McLaren puede romper la quiniela en 2021”, el equipo papaya no ha desmerecido y ha hecho válido el pronóstico, poniéndose incluso por delante de Ferrari que a inicios de la temporada apostaba por ser el tercer equipo en puntos, sólo detrás de Mercedes y Red Bull. El equipo inglés ha emprendido desde 2016 un tortuoso ascenso, yendo desde las penurias cuando un año antes, terminó el campeonato en noveno lugar, el cual repitió en 2017, para en 2020 convertirse en tercero y sin soltar hasta el momento dicho lugar.
 

Nada ha venido sin sobresaltos para McLaren durante la presente temporada, sin la victoria de Ricciardo el pasado Gran Premio en Italia, el equipo parecía competir con una sola mano con Lando Norris liderando el equipo, confirmando no solo el gran momento de su joven piloto sino que es un diamante en formación, un futuro campeón del mundo. El australiano por su parte, deberá confirmar que la victoria italiana no sólo un buen fin de semana, sino el momento a partir del cual pueda no solo impulsar al equipo, sino por lo menos estar al parejo de Norris.

Lo mejor para McLaren es que se viene reagrupando y reconfirmando no solo como el protagonista habitual en la F1 que su historia le impone -fiel a su estirpe como uno de los más ganadores, fundado por el propio Bruce McLaren, con campeones de antología como James Hunt, Niki Lauda, Alain Prost, Ayrton Senna, Mika Hakkinen o Lewis Hamilton- sino como una plataforma global de automovilismo deportivo, con equipos en IndyCar y Esports (que le permitan alimentar también su baraja en el Gran Circo), sin olvidar su consolidada línea de automóviles deportivos de calle.

Tan solo este fin de semana no sólo tendrá arrancando desde la pole position a Lado Norris en Rusia (la primera de su carrera), sino también estará disputando el campeonato de la IndyCar en la última parada de la temporada al otro lado del mundo, en las calles de Long Beach, California, en Estados Unidos, con el piloto regiomontano Patricio “Pato” O’Ward en el equipo Arrow McLaren SP, pelando la corona a 35 puntos de distancia del español Alex Palou de Chip Ganassi Racing.

McLaren está más que de regreso, y eso no puede significar otra cosa que una gran noticia para el automovilismo mundial y por supuesto, para la Fórmula 1.

-@jorgedialogante

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios