Checo Pérez: llegó la hora de demostrar lo que es ser un piloto Red Bull

Jorge García Maldonado

Y es que el mexicano está ahí, siendo rápido, avanzando en la comprensión de su auto

El campeonato se ha ido como agua y ya sólo restan  siete carreras para que finalice la temporada 2021 de la Fórmula 1. Para el piloto mexicano la curva de aprendizaje se ha convertido en un largo y tortuoso camino, sobre todo en la cosecha de puntos para lo que Red Bull espera de él.

Y es que el mexicano está ahí, siendo rápido, avanzando en la comprensión de su auto —el RB16B—, mostrando un gran ritmo en carrera y acariciando el podio al menos en las dos últimas carreras. En el Gran Premio de Italia, el no devolver un rebase al Ferrari de Charles Leclerc le trajo una sanción que lo relegó a la quinta posición, en tanto que en Rusia, la decisión de no cambiar a neumáticos de mojado lo relegó al noveno lugar a cinco vueltas de lograr un segundo o tercer lugar, decisiones claro está, compartidas con su ingeniero de carrera, Hugh Bird, sin olvidar una pésima parada en pits de nueve segundos que su equipo le regaló.
 

Sin embargo, la realidad es que el saldo en puntos para Pérez ha sido el más pobre de los cuatro pilotos de los equipos más poderosos de la actualidad —Mercedes y Red Bull— , en donde Max Verstappen ha cosechado 57.5 puntos, Lewis Hamilton 51.5, Valtteri Bottas 43, en tanto que el mexicano solamente 16, tan solo cuatro puntos más en la comparativa con George Russell, en un auto inferior como el Williams.

¿Ha sido una segunda mitad de temporada desastrosa para Checo? En el papel así lo parece, sobre todo comparado con la primera, en donde en las carreras 6 y 7 del calendario tuvo dos podios consecutivos, con la inolvidable victoria en Azerbaiyán y el tercer sitio en Francia acompañando a Max. 

Tal vez sin ese capital acumulado Pérez no habría renovado para 2022 con la escudería austriaca, además de su rol completamente asumido como alfil para Red Bull, en carreras como la de Italia donde sacrificó hasta medio segundo en su calificación para la sprint race catapultando a su coequipero, resultando en dos puntos para Max, los cuales a la postre pueden ser decisivos en la definición del campeonato.

Pérez reconoce que su punto débil han sido las calificaciones y es en donde debe mejorar si quiere terminar con un mejor saldo al final del año. El mexicano está a solo cinco unidades de superar su mejor marca para una temporada, que fueron los 125 puntos de 2020.

Para el aficionado común, los malos resultados de Pérez son sólo y únicamente culpa de él, y la ola de hate recorre las redes cada carrera criticándolo; cierto es que el mexicano se ha complicado solo, pero lo cierto es que las herramientas en los fosos no lo han venido acompañando, ni el ingeniero de carrera ni las paradas en pits.

Checo debe dejar de una vez por todas los fantasmas y su mantra Never give up, debe acompañarlo más que nunca, su momento es ahora.

-@jorgedialogante

TEMAS RELACIONADOS
F1
Guardando favorito...

Comentarios