Se encuentra usted aquí

¡Viento en popa!

12/08/2019
01:08
-A +A

Dentro del contexto de incertidumbre en el que nos ha sumergido a todos la 4T amerita un recordatorio aquellos proyectos que mantienen viva la esperanza de llegar a donde anhelamos los mexicanos.

Me refiero a la Alianza Centro-Bajio-Occidente. Este proyecto que representa la prosperidad que México merece, ya que según datos del INEGI el crecimiento conjunto del PIB de estos cinco  Estados fue del 4.4% (2010-2017). Mientras que hoy en día, en nuestra realidad Nacional estamos creciendo al 0.1% y todavía lo “presumimos”.

Las noticias de hoy son peores a las de ayer. Gracias a un Presidente bien intencionado con un equipo de trabajo anclado en el pasado y sin planes de largo plazo. 

Queremos formar parte de un país que genere buenas noticias: inversión extranjera que produzca empleos, estado de derecho que garantice tranquilidad y paz, buenas prácticas para aumentar la competitividad. La prueba de que esto es posible es la Alianza Centro-Bajio-Occidente.

Y para muestra un botón: según la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) estos Estados han crecido 40% más que el promedio nacional por lo que han sobresalido en el reporte del ranking “Doing Business” entre los 11 primeros lugares en México. Esta región es líder en el sector agroalimentario alcanzando el 24.1% del PIB en este sector a nivel Nacional. Es la región con más empleos de la industria manufacturera en México. 

Tenemos el potencial para ser un país de primer mundo, sí, estamos convencidos. Pero no lo lograremos con gobiernos que desfalquen al país, que se sienten en sus laureles o que se dediquen a hacer ocurrencia tras ocurrencia.

Existe un sentimiento generalizado de inestabilidad  entre los ciudadanos, empresarios, trabajadores, incluso en los mismos burócratas. ¡Los mexicanos necesitamos certeza!. 

Nos merecemos un Gobierno que nos ofrezca con gran capacidad, resultados como los que ha tenido esta Alianza: rutas turísticas prósperas, generación de empleos y crecimiento económico . Este proyecto va viento en popa y aunque es muy pronto para poder asegurarlo, es posible que el próximo Presidente de México sea emanado de esta Alianza.

Ahora el reto tiene nombre y se llama Ego. Esperemos que no les gane el “síndrome Anaya”. Donde no se piense en el bien común sino en una sola persona. Por eso desde este espacio les digo a Diego, Pancho, Enrique, Martín y Juan Manuel: ¡No trabajen solos!.
 
La clave es trabajar en equipo. Hoy dependen de su buen desempeño 21 millones de personas en Guanajuato, Querétaro, Jalisco, Aguascalientes y San Luis Potosí. Su proyecto es maravilloso y tiene gran potencial . 

A quien haya tenido la iniciativa lo felicito pero mi reconocimiento mayor es para los cinco grandes líderes que han decidido enfocar todos sus esfuerzos para el desarrollo en conjunto de su región.

El reto es enorme pero si lo logran cuenten con su primer votante en 2024.