La semana de los jueces

Javier Tejado Dondé

Hacienda ve a las telefónicas como “usuarios cautivos” en el uso de espectro

En los siguientes siete días, los tribunales federales en México tomarán decisiones que van a impactar el futuro de la clase política en el país.

Para empezar, este jueves y quizá viernes la Suprema Corte de Justicia de la Nación definirá si la pregunta del presidente Andrés Manuel López Obrador para llevar a consulta pública el juicio a los expresidentes es válida o no, aunque también existe la posibilidad de que la Corte modifique la pregunta.

De igual forma, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tendrá que definir dar registro, o no, a nuevos partidos políticos, cuando en particular hay dos que han acrecentado su cabildeo: uno antagónico al gobierno, México Libre, y Fuerza Social, vinculado a la 4T.

Pero el TEPJF también tiene que determinar, dadas las muchas impugnaciones que hay, si la contienda interna por la presidencia de Morena sigue adelante bajo la modalidad de una serie de encuestas cuyos resultados deben de conocerse el próximo 8 de octubre.

Así que no es menor lo que se ventila en tribunales: desde consultas masivas para enjuiciar a expresidentes, pasando por la creación de nuevas fuerzas políticas que recibirían millonarias prerrogativas, hasta la mediación para reencauzar al partido gobernante, Morena, en tiempos de un gran choque de fuerzas internas.

Salida de funcionario de 4T revitaliza a empresa americana. AT&T, la empresa de telecomunicaciones norteamericana en México, contrató como vicepresidente de Asuntos Externos a Abel Hibert, quien era el segundo de a bordo de la Oficina de la Presidencia, a cargo de Alfonso Romo, en esta 4T. Con este nombramiento se develan varias cosas: que AT&T quiere dar pelea en México, pero para ello necesita primero sobrevivir. Así que uno de los primeros retos del doctor Hibert es intentar dar marcha atrás al aumento de precios en el espectro radioeléctrico que la SHCP planteó para 2021 en su paquete fiscal. Y es que aumentar los pagos por derechos de espectro a las telefónicas hasta en 56% pone en vilo su operación y necesariamente se encarecerán los servicios a millones de usuarios.

¿Por qué lo hace la SHCP? Sencillamente, el gobierno se está quedando sin recursos para sus obras emblemáticas y para el pago de programas sociales, y pues Hacienda ve a las telefónicas como “usuarios cautivos” en el uso de espectro. Calculo que es un error, pues ya este año la española Telefónica Movistar decidió no invertir más en México y, a la par, empezó a regresar espectro por ser costoso.

El otro tema relevante de la contratación de Hibert es que los pocos cuadros bien preparados en el gobierno están prefiriendo abandonar el barco ante la cerrazón para escuchar críticas y opciones alternas a las actuales políticas públicas que están fracasando. Encima de eso, los funcionarios honestos no se pueden quedar con salarios cada vez más castigados. Y, además, las nuevas restricciones para poder buscar trabajo en la iniciativa privada durante 10 años complican la permanencia en el sector público.

Hibert, quien hasta hace unas semanas era coordinador de Innovación y Análisis Económico de la Oficina de la Presidencia, estaba encargado, entre otros temas, de bancarizar el país y evitar el pago en efectivo para mejorar el cobro de impuestos y regularizar el comercio informal. Claramente, el gobierno decidió dar marcha atrás en este tema y otorgar apoyos sociales en efectivo. Otro motivo para la salida de Hibert de Presidencia.

Le deseamos mucho éxito en sus nuevas responsabilidades a Hibert, un académico y exfuncionario público de excelencia. Lástima que cada vez haya menos buenos servidores públicos en el gobierno.

Twitter: @JTejado

Comentarios