La CDMX y el Estadio Azteca, cerca de su tercer Mundial de futbol, pero…

Javier Tejado Dondé

En 2026, el Mundial de América del Norte se va a jugar en tan sólo 16 ciudades y hay 44 postores

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, estuvo el jueves en la Ciudad de México. Visitó al presidente Andrés Manuel López Obrador y luego acudió al Estadio Azteca, previo a que la máxima instancia del futbol mundial defina en dónde se jugarán los partidos del Mundial 2026 que tendrá tres países sede: Canadá, Estados Unidos y México.

La puja por ser sede mundialista en 2026 está haciendo que cada ciudad haga a la FIFA ofertas de conectividad, seguridad, infraestructura y hospitalidad para recibir a cientos de miles de turistas. El Mundial de América del Norte se jugará en tan sólo 16 ciudades y hay 44 postores, así que 28 ciudades serán eliminadas.

Para ser estadio sede, además de que sus respectivas ciudades sean avaladas, se requiere una capacidad de más de 50 mil espectadores por juego. Y para ser sede de la inauguración o clausura, una capacidad de más de 80 mil espectadores y espacio disponible para un fan-fest de 100 mil personas.

Canadá ofreció siete sedes, Estados Unidos 34 y México tres: los estadios Azteca en la CDMX, BBVA en Monterrey y el Akron en Guadalajara. Nuestras ciudades y estadios van a competir con varios de los más modernos de EU: el Rose Bowl, con capacidad para 92 mil espectadores, y el SoFi, con capacidad para 100 mil, ambos en California; el Met-Life, en Nueva Jersey, con capacidad para 87 mil, y el AT&T, en Dallas, con capacidad para hasta 105 mil personas, entre otros.

Ninguno de los tres estadios mexicanos la tiene segura. Me parece que, por su historia y la cantidad de gente que puede acceder al Estadio Azteca —cerca de 90 mil personas— este es el estadio que más posibilidades tiene de ser sede mundialista en 2026, y el único que podría aspirar a tener la inauguración.

Pero el Azteca enfrenta el problema de que el gobierno de la Ciudad de México sigue teniendo en el limbo los permisos para su remodelación, mismos que espera la FIFA. Por otro lado, la ventaja que tendría es que, si fuera sede inaugural, podría complementar que se realice en este estadio el Congreso Mundial de la FIFA, pues aquí sí podrían venir las delegaciones de todos los países que son parte de la organización futbolística, mientras que en EU hay delegaciones que no podrían entrar, por temas de visado, como las de Irán, Yemen y hasta Rusia.

El viernes pasado la FIFA emitió un boletín en donde señala que “México está posicionado para ser el primer país anfitrión de tres copas mundialistas”. Así, parece que, como país, estamos avanzando en el proceso, a pesar de la burocracia citadina.

La decisión de la FIFA se tomará en las siguientes dos semanas y veremos con qué suerte corremos. Aunque hay que señalar que la FMF y la Liga MX han hecho una extraordinaria labor desde hace más de dos años. A estos trabajos se sumó la semana pasada el presidente Andrés Manuel López Obrador, así que, en cuestión de días sabremos cuántas sedes tendrá México en la Copa Mundial de 2026.
 

Twitter: @JTejado

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios