El ómicron que trajeron turistas prende alarmas en Acapulco

Javier Tejado Dondé

En países donde ómicron lleva más semanas circulando se empiezan a saturar los hospitales, a pesar de sistemas de vacunación más avanzados que en México

Era cuestión de tiempo para que llegara la variante ómicron del Covid-19. Y, al igual que como pasó con la cepa original, hace dos años, de nueva cuenta vuelve a llegar de manera masiva por parte de mexicanos que estaban en Estados Unidos. Particularmente, está siendo importada por estudiantes, trabajadores, profesionistas y vacacionistas que regresan de ciudades que reportan un incremento brutal de contagios en los últimos 14 días: Vail (629%), Miami (765%), Nueva York (517%) y Chicago (182%).

Muchos de estos viajeros, al igual que hace dos años, fueron a lugares de recreación donde se esparció el Covid. El caso más claro es Acapulco. Varias personas que estaban en Estados Unidos decidieron pasar el fin de año en el puerto, mismo que registró una ocupación de 74.2%.

Pero los datos de contagios de Covid han crecido dramáticamente en los últimos días. Cifras del municipio de Acapulco reportan que, entre el 28 y la mañana del 31 de diciembre, laboratorios públicos y privados registraron 6 mil 500 casos positivos. Esto es más de 2 mil 100 nuevos casos por día, cifra nunca antes vista. Y eso que hay varios laboratorios privados que no reportan los casos positivos a las autoridades, según las cuales, la mayor parte de estos contagios tiene relación directa o indirecta con la prestación de servicios turísticos.

Estos son datos que la Secretaría de Salud de Guerrero no reporta, a pesar de haber sido corroborados con autoridades municipales que pidieron el anonimato para no sufrir represalias. Y es que, según las cifras estatales, al 2 de enero se reportan apenas 82 casos activos en Acapulco de Juárez, lo que permite a la entidad seguir en semáforo verde.

Hasta ayer, las hospitalizaciones en el puerto seguían bajas, aunque ya aumentando. Habrá que esperar una semana más para tener un termómetro de cómo ómicron pegará en México, pues queda claro que el número de contagios es una métrica que ya no es idónea para medir el riesgo del virus. Son más importantes, comentan los expertos, las hospitalizaciones y los decesos.

En México y el mundo falta saber si las vacunas que no están fabricadas con tecnología ARNm sirven para evitar complicaciones virales y si el porcentaje de la población que no tiene un esquema de vacunación completo queda medianamente protegido.

En países donde ómicron lleva más semanas circulando se empiezan a saturar los hospitales, a pesar de sistemas de vacunación más avanzados que en México, por la sencilla razón de que con un número exponencial de contagios se genera una cantidad importante de enfermos que requieren hospitalización.

Veremos pues en una semana qué tan grave resulta ómicron para el país, y Acapulco será buen termómetro para medir su letalidad. Ojalá que esta vez nos vengan buenas noticias del gran puerto.

CAMBIANDO DE TEMA

Una mayoría de Consejeros del INE se equivocó, en lo político, al dictar un acuerdo para suspender la revocación de mandato antes de siquiera saber si Morena lograría los 2.8 millones de firmas necesarias para iniciar la consulta. El apresuramiento hizo que no calcularan la dura resolución que dictó la Comisión de Receso de la SCJN. Quizá, luego de un fallo bastante equilibrado del TEPJF –que dice a la SHCP que sí hay que evaluar dar más recursos al INE por una insuficiencia presupuestaria— sea momento de desistirse del recurso ante la SCJN.

En la parte administrativa —uso de recursos, número de casillas, etc.— puede que el INE haya tenido un acierto, pero la percepción es que jugó contra la 4T y perdió en (ambos) tribunales. Falta ver qué hace la FGR con la denuncia que se presentó contra varios consejeros del instituto.

 

Twitter: @JTejado

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios