Suscríbete

Chanchullos electorales en proceso

Javier Tejado Dondé

Que haya un piso parejo y los actuales diputados no usen recursos públicos, es lo menos que el resto de candidatos merecen

Aún en los tiempos de la 4T, hay actores que parecen estar tratando de sacar ventaja del cargo que ostentan. A continuación, algunos ejemplos ilustrativos sobre el agarrón electoral que vendrá el año entrante y que ha iniciado con rounds de sombra:

*Resistencia de diputados a reglas para su reelección. Los diputados federales no legislaron a tiempo las reglas que aplicarían para su reelección y ahora intentan sabotear los esfuerzos del Instituto Nacional Electoral (INE), que pretende poner un mínimo de lineamientos para que haya “cancha pareja” entre los contendientes.

Que haya un piso parejo y los actuales diputados no usen recursos públicos, es lo menos que el resto de los candidatos a la Cámara de Diputados merecen. De no ser así, los actuales legisladores tendrían una ventaja indebida, además de hacer un uso ilegal de recursos públicos. El INE está planteando que quienes busquen reelegirse pidan licencia a su cargo 60 días antes de la elección, así no tendrían acceso a recursos económicos o materiales del Congreso. Sin embargo, hay fuertes resistencias, y desde la Mesa Directiva de la Cámara que preside Dulce María Sauri, buscan hacer una contrapropuesta al INE. No quieren pedir licencias y parece que sólo dan largas al asunto. Por lo pronto, han logrado que el tema no se discuta en el Consejo General del Instituto.

*Mañaneras en proceso electoral. Para no poner en riesgo las conferencias mañaneras del presidente López Obrador, el Congreso, y aquí me refiero tanto a senadores como a diputados, tuvo que volver a votar y reexpedir la consulta pública para enjuiciar a expresidentes. Como se publicó originalmente, obligaba a suspender la propaganda gubernamental —salvo aquella relacionada con salud, educación y protección civil— desde este mes y hasta la fecha en que ésta se llevará a cabo. 10 meses sin ningún tipo de propaganda oficial. Por ello, ajustaron fechas para que la convocatoria aplique del 16 de julio al 1 de agosto de 2021, día de la consulta. Ya veremos si el Presidente suspende esos 15 días sus mañaneras, como mandata la Constitución.

Un buen indicador de lo que vaya a hacer, será ver si ajusta sus mañaneras ahora que inicie el periodo de campañas rumbo a las elecciones del año entrante. Es inevitable que el tema llegue al Tribunal Electoral que, aunque ya fijó criterio, ahora tiene la intención de que éste sea revisado. Puede ser una buena oportunidad para modificar los aspectos tan restrictivos que hay en temas de comunicación y medios e incluso, para legislar al respecto, pues lo aprobado en 2007 ya no se adapta a la realidad de campañas electorales, medios de comunicación y mucho menos de redes sociales.

*Sin recursos, encuesta sobre juicio a expresidentes. En agosto pasado, el INE envió al Ejecutivo la solicitud de presupuesto para 2021, misma que ascendía a 20 mil 463 millones de pesos. No se incluyó ahí nada para la consulta popular, ya que en ese momento aún no se formalizaba el tema en el Congreso. Este dinero era sólo para operar las elecciones del año entrante: Cámara de Diputados y 15 gubernaturas.

Una vez que la SCJN dictaminó la constitucionalidad de la Consulta —y antes de que la Cámara baja aprobara el presupuesto del INE— se envió una nueva solicitud para realizarla, por mil 449 millones.

Pero la Cámara de Diputados, al aprobar el presupuesto del INE, le recortó 870 millones y eso que no consideró nada para la consulta popular. Con ello, el instituto perdió 10% de su gasto operativo sin etiquetar recurso alguno para ésta. Ahora, para ahorrar dinero, no le queda más que hacerla electrónica o aleatoria, distinto a lo que estamos acostumbrados. De lo contrario, no habrá consulta alguna.


Twitter:@JTejado

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios