El Colegio de México: 80 años de docencia e investigación

Jaime Valls Esponda

Pocas instituciones han nacido y perseverado gracias a la profunda empatía entre los pueblos. Es el caso afortunado de El Colegio de México, que surgió hace ya 80 años de la sangre compartida entre México y España. En 1940, el mundo era un cataclismo. La guerra y sus secuelas de sombras derrumbaban naciones, pero no su esperanza de un reencuentro mejorado con la vida que se les negaba. Nuestro país se había convertido en un refugio seguro de patrias peregrinas y así, de manera natural, Alfonso Reyes y Daniel Cosío Villegas, con la anuencia protectora de Lázaro Cárdenas, incorporaron a profesores, intelectuales y creadores exiliados de esa España herida, y sembraron la simiente del árbol fuerte y generoso que es hoy esta institución educativa de excelencia.

Tarea de la inteligencia es crear el espacio en que la propia inteligencia se multiplique para ofrecer sus frutos en favor de las naciones. En el Colmex floreció la lucidez de España y se combinó, en una mezcla virtuosa, con la chispa creativa de la nuestra. El mismo ángel mexicano que imprimió gracia y honda belleza a la racionalidad majestuosa de las catedrales y las grandes obras del barroco renació en la tarea educativa y en las mejores mentes de ambos mundos.

El Colegio reúne un pasado deslumbrante y un presente de extraordinaria fortaleza, genera gran docencia e investigación y es el ámbito ideal para la producción de ideas y conocimiento. En sus aulas y gabinetes se conciben y editan publicaciones de la mayor importancia para la comprensión de México y el mundo. Por sus instalaciones transcurrieron y siguen sucediendo el pensamiento y la creación que dan lustre a la nación. En su hermoso campus se demuestra, cada día, que la obra de sus creadores fue un gran acierto del genio humano frente a la sinrazón de la violencia y el exilio.

Al ver hoy al Colmex, tan firme y promisorio en sus fundamentos, nos queda la certidumbre de que el país cuenta con una de las mejores instituciones de educación superior a nivel mundial. Para la ANUIES es un verdadero privilegio tener en el Colegio el espejo de las mejores prácticas académicas, con las cuales es posible y deseable construir la cooperación institucional que merece México para cerrar la brecha educativa y acabar con la desigualdad que impide la creación intensiva de capital humano, indispensable para asegurar el desarrollo. Enhorabuena por estos 80 años, pero sobre todo por los que vendrán en favor de la educación y el bienestar de los mexicanos.

Secretario general ejecutivo de la ANUIES. @jaimevalls

Comentarios