Los disgustos de AMLO

Irene Levy

A AMLO no le gustan los organismos autónomos. No le gusta el INE ni la Cofece. Tampoco le gustaba la CRE, ya no la critica. No le gusta el IFT porque sus comisionados ganan mucho, es un despilfarro

AMLO está molesto con las redes sociales, benditas redes sociales. No le gustan las granjas de bots que critican sus decisiones y a sus funcionarios. A AMLO no le gustan las políticas de Twitter ni de Facebook ni las preferencias partidistas de algunos de sus directivos. No le gustó que suspendieran las cuentas de su amigo Donald Trump, es un ataque contra la libertad de expresión, prohibido prohibir. No le gusta Hugo García Nicolat. AMLO va a crear una nueva red social, no a autoritarismos, me canso ganso.

A AMLO no le gusta EL UNIVERSAL ni el Reforma, pasquines inmundos. No le gusta Brozo ni Carlos Loret, amor y paz. En las mañaneras algunos “periodistas” le aplauden, ya no hay chayote. Le incomoda que le pregunten sobre violencia y sobre feminicidios, vamos bien.

A AMLO no le gusta el neoliberalismo ni los fifis. No le gustan las organizaciones de la sociedad civil, son conservadoras, reciben recursos hasta extranjeros para atacarnos. No le gustan las calificadoras como Fitch Ratings, Moody’s o Standard & Poor’s, no son la biblia. A AMLO no le gustan los fideicomisos, están fuera de control, estaban fuera de control.

A AMLO no le gusta viajar al extranjero ni la injerencia de México en la política de otros países, no intervención, autodeterminación de los pueblos.

AMLO le dio asilo a Evo porque no le gustó que haya sido víctima de un golpe de Estado, no al militarismo, sí a la democracia, ya felicitó a Biden.

A AMLO no le gustan los civiles a cargo de la seguridad ni de los puertos ni de la aviación ni de las aduanas. A AMLO no le gusta el avión presidencial, lo va a vender ya tenemos comprador, no se puede vender ya lo rifó, no se puede rifar nos cuesta mucho mantenerlo. A AMLO no le gustan los que estudiaron en el extranjero ni los expertos, 10% de capacidad.

A AMLO no le gustan los organismos autónomos. No le gusta el INE ni la Cofece. Tampoco le gustaba la CRE, ya no la critica. No le gusta el IFT porque sus comisionados ganan mucho, es un despilfarro, siguen los monopolios, debe desaparecer, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes absorberá sus funciones, ya desapareció la Subsecretaría de Comunicaciones, no se violará el T-MEC. No necesita al INAI porque él va a transparentar todo en fast track, para eso está la Secretaría de la Función Pública, no somos tapadera.

AMLO tiene otros datos. Dice todo lo que piensa, su pecho no es bodega. Tiene derecho de réplica, prohibido prohibir. AMLO no usa cubrebocas, tiene fuerza moral y amuletos. A AMLO no le gustan las críticas contra Hugo López-Gatell, no le gustó la campaña de desprestigio de sus adversarios cuando se fue de vacaciones a la playa, cuídense, quédense en casa.

A AMLO no le gusta Felipe Calderón ni Salinas de Gortari ni Fox. No le gusta la idea de juzgar a los expresidentes, habrá una consulta para que el pueblo decida, el votará que no, no es su fuerte la venganza.

A AMLO no le gustan las licitaciones, mejor adjudicaciones directas, honestidad, seguridad nacional, no somos iguales. A AMLO no le gustaron los contratos de energía que se firmaron con empresas privadas extranjeras, se cancelan, pidan disculpas. A AMLO no le gusta el estado de chueco, ahora tenemos un Estado de derecho. No le gusta la política energética que se tenía en el pasado, energías limpias, Dos Bocas. Ya no hay huachicoleo, disminuyó el huachicoleo, qué es el huachicoleo. A AMLO no le gusta la corrupción, ya acabó con la corrupción, va acabar con la corrupción, está acabando con la corrupción…

 

 

*Presidenta de Observatel y comentarista de Radio Educación. Este artículo refleja la posición personal de la autora. Twitter @soyirenelevy
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios