Minucias del 29 de septiembre del 2020

Ignacio Solares

Un pordiosero esquelético que pedía limosna en una esquina, tenía un letrero que decía: “Fui profesor universitario. Hoy tengo ambre.” Le di unas monedas y le recordé que hambre se escribe con H.

—¿Sí? —me contestó. A lo mejor ya me la comí.

***

La mejor manera de ser feliz es empezar por creer que lo eres.

***

El olvido purifica el pasado.

***

Aquella novia que tuvo era tan pálida que la luna siempre se la recordaba.

***

El destino individual es consustancial al destino colectivo.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios