Se encuentra usted aquí

26/05/2020
01:50
-A +A

En la última entrevista larga, que le hizo Benny Levi de Le Nouvel Observateur a Jean Paul Sartre —ya enfermo y ciego, pero muy lúcido—, éste hacía una declaración que apareció como nota principal del periódico: “Donde escribí la palabra ‘Nada’, debí haber escrito ‘Dios’”. Cuando se la dio a leer a Simone de Beauvoir en el restaurante al que acudían, ésta lanzó bruscamente el periódico al suelo y le dijo a Sartre: “¡Qué vergüenza, has traicionado a toda una generación!”

***

¿Cómo un simple tintero —o quién sabe cuántos— pudo convertirse en En busca del tiempo perdido?

***

Cuántos planes se nos fugaron con el viento.

***

En el álbum familiar de lejanos parientes muertos, casi siempre hay uno del que adivinamos sus pensamientos.

***

A partir de cierta edad, los placeres más plenos son los recuerdos.

Escritor, articulista, director de teatro, dramaturgo y académico mexicano