Minucias del 140720

Ignacio Solares

Era tan impúdica que hasta la verdad la decía desnuda.

Era tan impúdica que hasta la verdad la decía desnuda.

***

Tanto invocó a los fantasmas de sus antepasados en los álbumes familiares, que terminó por convertirse en uno de ellos, integrándose a las fotos.

***

La puerta de la fe se abre sola. Si la empujas, te encierra más.

***
Matar el tiempo es el único crimen que debe cometerse cada vez que sea necesario.

***
La perla se forma con los sueños lujuriosos de la ostra.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios