Estadio Azteca: la experiencia del caos

Hussein Forzán R.

Se aproxima una Copa del Mundo y es muy importante tomar en cuenta todo lo que voy a mencionar

Este fin de semana visite la cancha del Estadio Azteca, he tenido la oportunidad por muchos años de pisar esa cancha y vivir ese Estadio en su máximo esplendor; pero la experiencia que tuve el pasado fin de semana, sin duda alguna es una de las peores que he vivido en los últimos años. Soy un defensor del futbol, soy un defensor del sistema, sobre todo porque todos los que vivimos del deporte, nos hemos visto de una forma u otra beneficiados del llamado “negocio del futbol”.
 
Se aproxima una Copa del Mundo y es muy importante tomar en cuenta todo lo que voy a mencionar; es una critica constructiva, no es una critica destructiva, estamos ante un compromiso de nivel mundial y existen cosas que no se pueden esperar.
 
De inicio las avenidas aledañas al coloso, son realmente poco funcionales; Calzada de Tlalpan y Periferico colapsan cuando hay un partido importante. La entrada de Calzada de Tlalpan, en donde se ubica el famoso Citlali, es una cueva de ladrones; ya que es un lugar oscuro, lleno de revendedores, lleno de basura y de una entrada poco funcional, incluso en esos torniquetes, la seguridad es inoperante, me atrevería a comentar, que la vida de las personas pueden correr peligro, sobre todo si los aficionados llegan justos de tiempo, esta condenados a invertir 20-30 minutos para ingresar a la explanada general.
 

 
Dentro del estadio, una vez más fui testigo de la poca información que existe para encontrar una localidad; ademas de la suciedad que existe en los baños, instalaciones viejas, poco funcionales, sin limpieza, etc. Es obvio que las medias de saludo son inexistentes; sin gel, sin medidor de temperatura, simplemente la bendición es lo que puede salvar vidas. Instalados en las gradas, las condiciones de servicio, son precarias, dignas de un Estadio del tercer mundo, comida fría, cerveza al tiempo, procesos inoperantes y les estoy hablando de la zona Coca Cola, se supondrá que en ese caso, el servicio seria mejor, ya que el boleto tiene un costo de 70 dólares aproximadamente.
 
A la salida, una vez mas se tiene que lidiar con una explanada sucia, lúgubre y la tienda del equipo cerrada. Si esto sucede en el Estadio Azteca, no quiero imaginarme en otros inmuebles, en donde el recurso es mas limitado. No olvidemos que tenemos un mundial en puerta y vale la pena, que una empresa como Grupo Televisa invierta en las mejoras del inmueble y sus inmediaciones y de igual forma que contrate gente capaz de operar un escenario de este tamaño, escenario que no solo puede y debe ser aprovechado para el futbol, un estadio como el Azteca, lo mas importantes es que se vuelva multifuncional, para que se puede poner a la altura de otros campos, al rededor del mundo.

LEE TAMBIÉN: La variante ómicron del covid-19 ataca al Belenenses de Portugal con 17 casos

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios