Construcción para el futuro

Hussein Forzán R.

Hoy, un deportista no sólo depende o vive de sus resultados. Los tiempos han cambiado y es muy importante volverse una marca

La vida de un deportista es relativamente corta. Cuando ellos se están retirando de su actividad, son “jóvenes” para la vida diaria. Por lo regular, un atleta está dejando su actividad profesional a los 35-40 años de edad; obvio, si tienen suerte con las lesiones y sobre todo si son disciplinados en sus comidas, entrenamiento, descanso y preparación física. Hoy, las redes sociales son un potencializador de cualquier acción que realice un ser humano. Es muy fácil subir material a esas plataformas. Dependiendo el perfil, pero hemos visto cómo algunos personajes como Cristiano Ronaldo —con más de 350 millones de seguidores— publican cosas personales, actividad profesional y planes de su vida diaria; eso, sin duda va a significar ingresos monetarios cuando el delantero portugués cuelgue los zapatos de futbol.

Incluso, hoy ya significa una fuerte cantidad de ingreso tan sólo por tener esta actividad. Aquí, toma una gran importancia la construcción de marca digital. En México, hay varios ejemplos de cómo ir construyendo tu marca personal digital. Me llamó la atención un ejemplo específico: el hoy jugador del Toluca Rubens Sambueza, quien ha subido a Tik Tok algunos tutoriales de cómo golpear el balón. Ya tiene 40 mil seguidores en esa red social y cada video tiene entre 20 mil y 30 mil visualizaciones, un número bastante decente, pero la producción debe mejorar para verse y escucharse mejor, aunque cabe mencionar que el “rey” es el contenido.

Pueeds leer: "Aficionados de Pumas y América protagonizan pelea en las gradas del estadio Azteca"

Mención especial para Miguel Layún, quien aprendió bien la profesión de comunicador o publicista, industria en la que su padre ha estado involucrado por más de 30 años. Miguel ha construido una marca interesante en digital, la cual le dejará dividendos posterior a su retiro. El cordobés tiene un equipo de eGames, una marca de café, ha participado en varias campañas publicitarias y también comunica de forma constante contenido profesional y personal en redes sociales. Está reuniendo aproximadamente 10 millones de fans en sus redes sociales.

No es un número para volverse loco si lo comparamos con otros personajes, pero —para el mercado mexicano— es sin duda un ejemplo de cómo construir una buena marca fuera de las canchas. Marcas deportivas digitales que son un modelos a seguir, debemos mencionar a: Sergio Ramos (48 millones de fans), James Rodríguez (46m), Marcelo (43m), Zlatan Ibrahimovic (47m), Kylian Mbappé (50m) y LeBron James (82m). Con esto, se demuestra que hoy un deportista no sólo depende o vive de sus resultados. Los tiempos han cambiado y es muy importante volverse una marca, para seguir vigente en los años venideros.

@husseinforzan

 

 

Comentarios